Almería es taurina

Manifestación simbólica, a cargo de los alumnos de la Escuela y con el respaldo de algunas peñas de la provincia

- Slide 2 Code Start -->

curro Díaz

Se proclama triunfador de la feria de Almería y se hace acreedor del capote de paseo 2017

Sergio Roldán

Se convierte en el segundo novillero con picadores en activo de Almería

Patrimonio Cultural Español

El BOE número 272, de 13 de noviembre de 2013, reconoce la Tauromaquia como Patrimonio Cultural de todos los españoles

Tertulia Taurina La Carioca

Descárgate nuestras tertulias

miércoles, 15 de agosto de 2018

Castella pincha la mejor faena de Berja


Publicaba LA VOZ DE ALMERÍA:

Un año más Berja se ha convertido por un día en la capital de la tauromaquia en nuestra provincia de la mano del matador de toros y empresario almeriense José Olivencia. Los tendidos de su plaza se han vuelto a llenar hasta colgar el ‘no hay billetes’ en una tarde calurosísima con un público amable, festivo y dispuesto a pasárselo bien.

Se lidiaron toros de Bohórquez para rejones, desiguales de hechuras y parados, sin casta en su comportamiento. Los cuatro toros de lidia ordinaria fueron de El Torero, de más que aceptable presentación, complicado por embestir por dentro el primero, segundo y tercero manejables y manso y sin fijeza ninguna el que cerró plaza.

David Fandila El Fandi no se confió con su primero, al que recibió vistoso y variado de capa. Con la muleta el toro no fue fácil, embistiendo por dentro en los trastros muleta del granadino, siendo igual de cierto que el torero no se puso de verdad ni paró los pies un instante. Con su segundo, tras un quite por lopecinas, comenzó la faena de rodillas saliendose con el toro a los medios, donde estructuró una faena alegre, con vistosos desplantes y abaniqueos, por la que cortó una oreja con petición de la segunda.

El triunfador artístico fue Sebastián Castella, que sorteó además el mejor toro de la tarde, al que entendió y toreó por ambos pitones. El comienzo por estatuarios, rematado con un pase del desdén y varias trincherillas. Las series posteriores fueron reunidas y con gusto y habría desorejado al toro si no hubiera marrado repetidamente con los aceros. Se segundo fue un manso que no le dió ninguna opción y tuvo que abreviar el torero, tras doblarse y dominarlo, finiquitando su actuación.

La amazona Lea Vicens lidió un lote con pocas opciones y tan solo pudo cortar una oreja al segundo de su lote. Al final todos salieron a pie.






sábado, 11 de agosto de 2018

XXV años recogidos en un libro por Ramón Magaña


Que veinte años no es nada
febril la mirada, errante en las sombras...

Veinte años no es nada, reza aquella canción, aunque bien pensado, un cuarto de siglo es casi toda una vida en el palco de la plaza de toros de Almería.

Es por ello que el asesor artístico de la plaza de toros de Almería ha decidido que es momento de plasmar esta experiencia en un libro que se encuentra ricamente ilustrado con decenas de imágenes que repasan su vida profesional y, en gran medida, personal, puesto que el toro ha sido el centro de la vida de Magaña.

El acto fue organizado por la asociación Amigos Taurinos de Almería, y conducido por Rocio Berenguel. En la mesa, presidida en esta ocasión por el asesor, Magaña, aparecían dos presidentes que escoltaban al autor, José García Sánchez y Benjamín Hernández Montanari.

Antes de comenzar el acto se vivió una actuación de flamenco con la voz de Judith Alferez y la guitarra de David Rodríguez.

Tras la actuación, el acto continuó con un video en el que se mostraron numerosísimas imágenes de un Magaña joven, admirador de las grandes figuras de la España en blanco y negro.  Tras estas, imágenes del Ramón Magaña torero. En Almería, Ibiza, el valle del terror, y hasta la mismisima Ventas del Espiritu Santo sucumbieron al toreo del almeriense.

Sus virtudes la seriedad, la educación taurina y una verdad que fue destacada por los presidentes a los que ha asistido, José García y Benjamín Hernández -entre otros muchos-. En alguna ocasión a lo largo de este cuarto de siglo también ha presidido. A lo largo de su vida, Ramón Magaña ha ocupado practicamente todos los cargos que se pueden ocupar en el mundo del toro.

Este año será su feria número XXVI en el palco almeriense.

martes, 7 de agosto de 2018

Examen en la Maestranza: vuelta al ruedo (y III)


Con un leve retraso terminamos con la galería de la actuación de Jorge Martínez en la Maestranza de Sevilla. Empezó aqui y siguió por aqui.










lunes, 23 de julio de 2018

Se baja el telón en Roquetas


Publicaba la última crónica de la feria de Roquetas la agencia EFE:


LAS FIGURAS SE REIVINDICAN CON MEDIA CORRIDA DE ALCURRUCÉN

Traca final en Roquetas con tres figuras del toreo en Roquetas. Cartel que hasta hace pocos años solo se encontraba en ciudades con travía, y que ahora puede verse en una plaza de tercera, con una cómoda corrida de Alcurrucén, a pocas decenas de metros del mar Mediterráneo.

Recogió una calurosa ovación Enrique Ponce que la compartió con sus compañeros de terna. Saltó al ruedo el primer astado, cornetín, de la familia de los músicos, que desparramó la vista en la muleta del valenciano, que supo tapar los defectos, y regalar al toro los toques fijadores que necesitaba. Haciendo la faena a la par que al toro, pareció incluso noble al final de la faena, pero fue un espejismo que surgió de una muleta excepcional. El cuarto, girón manso en los primeros tercios y abanto formó una capea en banderillas. Lo sobó Ponce hasta que el toro se quedó fijo en la muleta y dió paso a la sinfonía de toreo. Se relajó Ponce hasta llegar las poncinas y se arrebató ambas rodillas en tierra. El premio fue justo con la emoción de los tendidos.

El segundo de la tarde fue un precioso castaño, meano corrío, girón, calcetero y facado. Preciosa alimaña. No pasó ni una vez de verdad ante capote ni muleta alguna. Sin clase, parado, midiendo en cada trance la posición del diestro, El Juli solo pudo torear de uno en uno, y con la espada ayudado, intentando sin éxito alargar la embestida. A mitad de los muletazos se paraba, o soltaba la cara, o juraba en hebreo. Tras una buena estocada un punto trasera el público siempre amable pidió una oreja, probablemente no de forma mayoritaria, pero el presidente la estimó. El segundo del lote del Juli fue un melocotón de capa, acapachado, que salió suelto de los capotes de los banderilleros y del propio matador. Muy agarrado al piso el Juli tuvo que llegarle mucho con la muleta a la cara y provocar cada arrancada. Embestía a empellones el toro que jamás tocó la muleta del diestro. Fue faena meritoria inventada por el Juli con un medio toro de Núñez.

El tercero con muy poco desarrollo de pitones no se empleó hasta un buen quite por chicuelinas y cordobinas de Perera. Desde el principio tuvo Perera la intención de invadir los terrenos del toro y muy quieto basó las tandas en la cercanía. Rompió la faena con un cambiado por la espalda ligado con un circular infinito. Se montó encima del toro, le invadió su terreno y el público en pie aplaudía al extremeño. Malogró su faena con un pinchazo, un aviso y otro pinchazo, con el que se echó el astado. Para cerrar la feria un toro con poca fijeza, desclasado y sin entrega. El menos lucido para los diestros, con el que bregó Perera sin lograr mayor lucimiento. El amable público lo premió con una oreja para salir a hombros y poner el broche a la tarde.



FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Alcurrucén, trapio correcto en plaza de tercera, muy variada la corrida en cuanto a comportamientos. El primero sin fuerza ni codicia, el segundo con peligro, el tercero descastado con nobleza, cuarto manso, quinto manso y sexto  sin clase.
Enrique Ponce, grana y oro: Estocada trasera (oreja),  pinchazo y estocada tras aviso (2 orejas).
Julián López El Juli, sangre de toro y oro: estocada trasera y un descabello (oreja), pinchazo trasero y descabello (1 oreja).
Miguel Ángel Perera, gris perla y oro: pinchazo, pinchazo hondo con un aviso (oreja), estocada (oreja)

Saluda tras banderillear al segundo Sergio Aguilar, de la cuadrilla de El Juli.
La plaza registró se llenó (sin llegar a colgar el no hay billetes) en una tarde de sofocante calor.

Los premiados de Roquetas


Hace unos minutos que ha finalizado la feria de Santa Ana 2018 y LA CARIOCA ya puede adelantar los premios que han fallado los socios de la Peña Taurina de Roquetas, tras asistir a la novillada en clase práctica y dos corridas de toros.

Premio al mejor novillero

David Martínez, de la Escuela Taurina de Guadalajara

Triunfador de la feria

Enrique Ponce Martínez

Mejor toro de la feria

Dispuesto, de Alcurrucén, colorao bragado meano, herrado con el número 121, nacido en noviembre de 2013, lidiado en tercer lugar por Miguel Ángel Perera

domingo, 22 de julio de 2018

El Fandi y un toro del Pilar salvan la tarde en la primera de Roquetas


Así ha publicado la agencia EFE la crónica de la primera de Roquetas:

Pocas cosas habrá más bonito que un tendido lleno. Las 7.400 almas que acogen la plaza salinera de Roquetas de Mar se dieron cita para presenciar la primera del abono, que juntaba a Manzanares, el Fandi y al peruano Roca Rey, con toros de El Pilar.
La corrida salmantina fue deficitaria en casta y bravura, a excepción del cuarto, de nombre "Sonajerito", premiado con la vuelta al ruedo. El resto, agarrados al piso, defendiéndose sin fuerza, o, directamente, mansos.
Abrió plaza El Fandi con un castaño que ya de salida ya marcó la querencia y la falta de fuerza. Tras un buen tercio de banderillas y un comienzo de faena vibrante de rodillas el toro, de medios viajes y con la cara alta, solo admitió series cortas de muletazos. Lo alegró el granadino con molinetes y desplantes, que le cortó una oreja.
El cuarto, el más terciado, resultó ser el más bravo y pronto de sus hermanos. El Fandi, que quitó por navarras, puso a la gente en pie con su acostumbrado tercio de banderillas. Brindó al público y comenzó la faena en los medios de rodillas toreando en redondo.
El toro, pronto en los cites, con fijeza y repetidor, lo entendió perfectamente el granadino que le dio los tiempos que requería y combinó las tandas de muletazos con martinetes, pases de las flores, y hasta algún cambiado por la espalda que, en su conjunto, enardecieron al público.
A tal punto llegó el éxtasis que la gente pidió con fuerza el indultó del animal, que, finalmente fue premiado con la vuelta al ruedo, mientras el torero paseó las dos orejas.
El primero de Manzanares empujó en el peto, mas fue prácticamente el único esfuerzo que dejó el animal, que se paró durante la faena, protestando y defendiéndose en la muleta del alicantino, que tuvo que abreviar.
Le cambió la suerte con su segundo, toro con calidad en la embestida pero muy poco carbón en la caldera. Series de tres y el de pecho con un toro que se abría en la muleta y dejaba descolocado al matador que, dicho sea, tampoco se esforzó por colocarse y cargar la suerte. La dulzura y la suavidad fueron las armas de un Manzanares que, ahora si, dejó un espadazo que le valió dos orejas.
Roca Rey se topó en primer lugar con un manso que arrollaba en los capotes de unos desbordados banderilleros. Pero cuando se quedó a solas con su matador parecieron desaparecer algunos de los defectos, que pulió el peruano a base de dejárselo llegar mucho en series de uno en uno, pero muy meritorias.
Condiciones similares las del toro que cerró plaza. Complicado para la cuadrilla, sin fijeza, sin entregarse y llegando al último tercio sin definir.
La muleta adelantada y la mano baja fueron la medicina para que finalmente el toro acabara entrando en la muleta de Roca Rey, que otra vez anduvo por encima de las circunstancias para acabar ligando algunas series por el pitón izquierdo. Las luquecinas finales y una estocada fue suficiente para que paseara una oreja, con petición de la segunda.
------------------
FICHA DEL FESTEJO.- Toros de El Pilar, muy cómodos de cara, con falta de casta y poder, salvo el bravo cuarto, premiado con la vuelta al ruedo.
David Fandila "El Fandi", de obispo y oro: estocada (oreja); y estocada tendida y trasera (dos orejas tras aviso)
José María Manzanares, de azul cobalto y oro: pinchazo y estocada (silencio), y estocada (dos orejas).
Andrés Roca Rey, de tabaco y oro: pinchazo, media desprendida y descabello (palmas tras aviso), y estocada (oreja tras aviso).
Antes de comenzar el festejo, el Fandi regaló al Ayuntamiento el vestido con el que indultó a "Atento", de Juan Pedro Domecq, en la feria de 2013, y que se expondrá en el museo taurino.