jueves, 7 de junio de 2012

La Tertulia se va al Corpus 2012 (I)


La Tertulia se fue ayer a la primera de sus dos citas en la ciudad de la Alhambra, en esta ocasión por cortesía de la empresa Jose Jesús Cañas S.A.

El interesante cartel anunciaba la alternativa de Miguel Hidalgo, apadrinado por Ivan Fandiño y atestiguado  por David Mora.

Se anunciaba una corrida de Peñajara, que a mi me resultó interesantísima. Comenzó a la baja con un toro anovillado, terciado, venido a menos, sin fuerza y sin clase. Al toricantano se le vio su falta de oficio en el toro de la ceremonia. El que cerró plaza fue un toro extraordinario, de gran nobleza y clase, que duró lo suficiente para irse sin orejas al desolladero. En este toro Hidalgo mostró buen gusto en el manejo de las telas. Aún tiene un largo camino por delante. 

Pero desde ahí la corrida fue in crescendo en presencia y en juego. Salieron toros muy bien presentados (como este de la foto de Fandiño), agradecidos a los toreros que les hicieron bien las cosas, y como colofón final un toro extraordinario para cerrar la tarde. Yo aplaudí tres toros en el arrastre.


Fandiño estuvo en Fandiño. Su primero embestía con la cara suelta, y a mitad del muletazo podía coger la muleta o poner los pitones en la barriga del vasco. Estuvo muy firme con el. El segundo, mirón (como en la foto), tuvo la virtud de que cuando embestía lo hacia con todo, y pudiéndole acabó siendo más agradecido. Una oreja con petición de la segunda.


Mora tuvo dos toros manejables, el primero mejor que el segundo, y se percibía el estado dulce del toledano, que 24 horas antes había cruzado la linea que separa el toreo de la gloria allá en la calle Alcalá. Tanto Fandiño como Mora fueron cogidos y volteados sin consecuencias utilizando la tizona. Creo que Mora torea mucho mejor con la mano derecha que con la izquierda. Con la zurda, en mi opinión le falta el final del muletazo, no desenmuñeca, y creo seriamente que debe hacérselo mirar. Otra oreja en el esportón.