sábado, 21 de julio de 2012

Los novilleros se hacen presentes en Roquetas.


Acaba la novillada en clase práctica de la feria de Santa Ana en Roquetas de Mar, y con esto se da oficialmente por comenzado el abono taurino de esta localidad. 

Sin entrar en demasiado detalle, podemos decir que la novillada ha sido un absoluto éxito de público, apenas 1000 sillitas de plástico habría libres anoche en el moderno coso roquetero, y que la novillada ha sido mansa y descastada, aquerenciada en tablas casi en su totalidad (¿¿cuando veré un novillo bravo de Apolinar Soriano??), con un novillo, el tercero, que embestía con prontitud y muchísima transmisión, pero no era fácil y requería oficio para estar con él. Aún así ha sido un novillo muy importante.

Por lo que respecta a los novilleros, me disculpan ustedes si a vuelapluma apuntamos que han estado todos por encima de sus oponentes. José Cabrera ha estado muy entusiasta toda la tarde (noche), desde el quite por lopecinas, hasta el espadazo (dos orejas y rabo); a Roldán le ha tocado en suerte el novillo al que hacíamos referencia, no era fácil pero era muy importante, y hasta 3 veces se ha levantado del suelo el novillero, un novillero de los de antes, me ha encantado (oreja); Martínez ha "cuidado" a un mansito sin fuerzas, tirando de recursos (vuelta) y Alejandro Pérez, que en los próximos días representará a Almería en la final del certamen de becerradas de la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas, ha estado por encima de un soso animal que se defendió en chiqueros, y al que no le pudo encontrar el lugar del descabello, mala suerte, estas cosas pasan (escuchó los tres avisos).

En los próximos días, seguramente cuando pase la feria, habra una pequeña galería de fotos.