jueves, 23 de agosto de 2012

Don Saúl y Don Julián


III de feria en Almería. Media entrada. Corrida de Garcigrande-Domingo Hernández. En general desclasada y de floja presentación. Juli (azul marino y oro) ovación y ovación. Miguel Ángel Perera (botella y oro) palmas y palmas. Jimenez Fortes (azul añil y oro) oreja y saludos.

Dos orejas: Saúl, pero para todo el mundo Jimenez Fortes. La frescura de la juventud, el ímpetu del hambre, y la seguridad del que torea a diario. Y cuando el toro se paró, los circulares de rodillas rebosaban emoción y peligro. Nadie comía pipas.

Si Juli mata a su primero también se lleva las orejas.

Oreja: La difícil facilidad de El Juli es asombrosa. ¡Que fácil parece torear cuando maneja los trastos Julián!

Silencio: ¿Y que le reprocho? nada ¿estuvo mal? no ¿entonces? pues que Perera no dice nada con el toro medio, que es la inmensa mayoría de la cabaña brava. Debe buscar una solución, no puede ser que toreé un toro peligroso, tardo, que no viene metido en la muleta, y la gente esté aburrida.

Pitos: No llego a comprender el criterio del palco. Me fijaré a ver si es fallo mio... La presentación de la corrida también es de pitos. Luego, el primero de El Juli fue mansito pero se dejó, el segundo suyo que tenía buen son se lesionó, el lote de Perera sin clase y el bis que mató como segundo difícil, y el de Fortes con peligro, sobretodo un segundo que topaba con una embestida muy descompuesta.

Bronca: Si no entiendo el del palco, menos aún el del respetable. Muy lamentable la ovación al picador de Perera que actuó en primer lugar por no picar. El toro llegó al peto y como no empujaba no se le llegó a tocar con la vara. El publico ovaciona al picador... ¡no hombre no, ovación al picador no, bronca al ganadero! Y así varias...

Como siempre, mejor información en mundotoro, aplausos y burladero. Pero si no quiere ver las páginas oficiales, no olvide pasar por la galería de María Fernández, que vuelve a mandarnos tres imágenes.

Juli, ¿a que toro no le puede el de Velilla de San Antonio?

Perera,  políticamente correcto

Estos fueron los circulares de rodillas de Fortes, aquí rompió la faena.