martes, 4 de diciembre de 2012

Opinión: La reducción de festejos (por José Picón)


En respuesta a la pregunta que dejé en el aire (y para la que usted también puede ofrecernos su opinión), recibimos una contestación:




La crisis en la que estamos inmersos a afectado a todos los sectores incluido al taurino. Hace diez años la situacion economica era distinta, habia dinero, las arcas de los ayuntamientos disponian de dinero para dar festejos, el publico disponia de ese dinerillo para poder ir a los toros, pero eso ha cambiado. La crisis es el denominador comun a esta reduccion pero tampoco las empresas y matadores (figuras) han estado por la labor de echar una mano a los modestos.

Al reducirse el numero de festejos por el hecho de no poder dar mas toros, ya que montar un festejo es caro, los pocos huecos que hay los cubren las figuras y aquellos matadores que llevan como apoderados personas que son empresarios a la vez o tienen algún tipo de amistad con otros colegas, o sea, el cambio de cromos. En los pueblos casi han desaparecido los festejos al no haber ni un duro, pero los pocos festejos que se dan ( Roquetas, Vera, Huercal-Overa) no dan cabida a nuestros matadores. Aquí la culpa no es de la crisis, es del empresario de no incluir en sus carteles matadores de la tierra o matadores modestos que no tienen oportunidad de ir a las grandes ferias, así de claro. El empresario si es taurino de verdad, debería de dar esa oportunidad. En este punto creo que se debiera de incluir en los pliegos la inclusión obligatoria de algún matador local o modesto  para potenciar la afición de la zona. Pero es muy bonito dar un cartelazo de plaza de primera en un pueblo para que el empresario saque pecho y el alcalde salga en las portadas de los periódicos. Pero si dejamos los pueblos y nos vamos a la capital, a la feria, el empresario también es culpable de esta situación  ya se que no es una ONG, pero debería por dignidad darle oportunidades a los locales, creo que se la merecen.

Por otro lado, las figuras no deberían por dignidad pisar los ruedos de plazas de tercera, ya que no es su guerra. Esos puestos son para matadores locales o aquellos que al no tener otras oportunidades de ir a las grandes ferias, es aquí donde deben de torear. Ademas no es lo mismo contratar a Juli que a Torres Jerez por ejemplo, y contratando al paisano las entradas se podrían rebajar y asi el publico puede acudir con algo mas de afluencia. Por lo tanto añadiría otra clausula en los pliegos para que las figuras no camparan a sus anchas por toda la piel de toro quitandole el sitio a compañeros, que son sus compañeros, mas modestos pero lo son. 


Asi que la crisis, la crisis aprieta pero el sector taurino también ha puesto su granito de arena para hundir a nuestros matadores, y como no también decirlo, como los nuestros hay un buen puñado a nivel nacional en el dique seco. El egoísmo por parte de los empresarios y las figuras debe de cesar, el todo vale debe de desaparecer para poder dar un balón de oxigeno a estos matadores, creo que hay sitio para todos pero si cada uno respeta el sitio del otro. Ahora si el desaparecido G10 va a ir toreando hasta el ultimo rincón de España y los empresarios van a seguir dando la espalda a los modestos mal camino lleva esto, ademas, todo hay que decirlo, son los que están reventando el sector taurino, los aficionados somos unos auténticos sufridores.

Creo que con las soluciones aportadas ( esto es hablar por hablar ) no se llegarían a alcanzar las cifras de hace 10 años pero ayudaría bastante. Un saludo.

José Picón Salvador