domingo, 24 de febrero de 2013

La pasión morantista en San Pablo




video

Es moda entre los malos aficionados valorar positiva o negativamente una corrida por el número de apendices arrancados. Los buenos aficionados saben que el toreo es emoción, sensaciones, pasiones... y las orejas despojos. En ese remolino de emociones y pasión que es y debe ser el toreo, juega un papel fundamental el aficionado, que movido por instintos primarios da color y calor a nuestra fiesta.

Hoy me he encontrado una imagen (casi) inédita. La imagen más cercana en el tiempo que yo recuerde (recuerde de haber leido, logicamente no estaba allí) fue la llegada de Manolete al aeropuerto de México en 1945, cuando la afición lo sacó en hombros del recinto. Hoy, en pleno 2013, la afición sevillana (con banda musical incluida) ha esperado en el aeropuerto de San Pablo (Sevilla) a Jose Antonio Morante, para tocarlo, sentirlo, homenajearlo, honrarlo, y por supuesto, sacarlo en volandas del aeropuerto.

Esto también es toreo.