jueves, 25 de abril de 2013

Los de Miura


Corrida excelente de Miura. Muy bien presentada, con raza, casta, nobleza... El encierro se ha llevado todos los premios de la feria, me alegro enormemente por esta vacada. 

Rafael Rubio Luján estuvo, creo, muy profesional, digno. El problema fue que la corrida era para estár algo más que digno (aunque se llevó el peor lote, cierto) y que sus dos compañeros estuvieron muy por encima de la mera profesionalidad.El segundo que mató Rafaelillo fue el más Miura del encierro, pero el primero le ofreció un pitón derecho manejable y un pitón izquierdo con mucha transmisión y riesgo. La oreja estaba en el izquierdo para en esta ocasión Rafaelillo se conformó con el derecho.

Rafaelillo no llegó a confiarse con su primero

Por pitón izquierdo el toro embestía como un Tsunami

El segundo fue el toro de comportamiento mas miureño


Rafaelillo lo toreo...

... antes de tocarle las orejas y entrarle a matar

Javier Castaño. Lidió el que fue, en palabras de los ganaderos, el toro más bravo del encierro. A ese toro le dió mucha distancia, lo toreó con temple, y de hundir el acero le hubiera arrancado una oreja. Casi otra le arranca al segundo, dando una meritoria vuelta al ruedo.

Castaño lidió dos Miuras de mucha transmisión y bravura

La suerte cargada, el pecho encima del toro

Y naturales largos con un gran toro

Castaño está para seguirlo, solo digo eso

El cárdeno de Zahariche siguiendo la muleta hasta el final

Toros arrancandose desde 20 metros


La sorpresa del cartel fue Manuel Escribano. Controvertida sustitución que le acabó salvando los muebles a la casa Pagés. Disposición a raudales, que es lo mínimo que se le presuponía. A la puerta de chiqueros, cambiados por la espalda, y mucha firmeza. Como a veces Dios recompensa al que ofrece lo que tiene, se llevó en el sorteo a "Datilero", un Miura con un temple bárbaro, transmisión y bravura. Como dijo Eduardo Miura al finalizar la corrida, para que un toro sea bravo y noble, no tiene que ser tonto.

Escribano dió un giro a su vida el pasado domingo, pero aún tiene un largo camino por recorrer
Tal vez su primero fuera el que menos humilló en la corrida

Y brutito en la embestida


El sexto fue, justamente, el toro de la feria. Humillación, largura, transmisión, nobleza, con el avión en la embestida, un toro de bandera

Y Escribano lo entendió, y lo exprimió

Gran culpa de la emoción que rompió la faena la tuvo este hombre, que si es amigo del torero, espero que lo haya invitado a una buena mariscada
cante jondo de Escribano
El premio al mejor subalterno en banderillas se lo lleva David Adalid, pero no solo el, la cuadrilla entera de Castaño es digna de anunciarla en los carteles y vestir de oro.



Aqui les dejo (mientras Youtube no lo borre) las faenas de los 6 toros, osea, la corrida entera. Disfrutadla: