lunes, 1 de abril de 2013

LA CARIOCA se va a los toros (Sevilla - Resurrección)


Se inaugura la temporada maestrante a la vera del Guadalquivir y la Tertulia Taurina LA CARIOCA no puede perder la oportunidad de ser testigo de tan egregio acontecimiento. Se lidiaban toros de Garcigrande para Morante, Juli y Manzanares.

Comenzando por el principio, hasta 9 toros fueron desechados por la mañana. Mal empezamos, ¿como una ganadería no puede tener toros a primeros de año para Sevilla? ¿falta de profesionalidad? ¿el ganadero no sa
be lo que hay en su casa antes de firmar los contratos? Pues las consecuencias las pagamos los aficionados que nos tragamos un remiendo de Parladé, sin fuerzas, a la defensiva y al que Morante liquido sin miramientos. La empresa nos debe un toro. El segundo de Morante también escaso de fuerzas duró apenas un par de tandas, una por cada pitón, y que junto con el ramillete de verónicas del inicio, y del quite, resumen la tarde del grandioso torero de la puebla.

Morante al natural, pocas opciones tuvo.

 Al Alicantino Manzanares no acabé de verlo comodo en toda la tarde, posiblemente por ir acartelado detrás del ciclón de Velilla que ayer estuvo intratable. El primero de su lote, sin fuerzas, tónica común de la corrida, le sirvió para hilvanar varias tandas de derechazos y naturales con la tradicional clase de Manzanares, que bien le habrían valido una oreja si no hubiera fallado en repetidas ocasiones con lo que fue, la temporada pasada su punto fuerte, la espada.Con el segundo fuera de sitio y sin ideas. Espada haciendo guardia y varios pinchazos y descabellos. Justificado silencio.

Manzanares tan solo apunto, sin disparar

Pero la tarde tenía un nombre propio, el de Julian, que tras un dificil invierno se ha reivindicado como la figura que es. Muestra de la enorme presión que recaia sobre sus hombros es que en ambos toros se fue a portagayola. Tal vez se llevara el lote, pero es innegable la predisposición del Juli, que ayer habría estado bien con cualquier animal. La mano arrastrada, la pierna alante, naturales larguísimos... fue un recital de toreo. Seguramente estuvo mejor en el que se le pidió la segunda oreja que en el que se le pidió el rabo, pero el orden de los factores no altera el producto, y menos si el producto es de tan altísima calidad. El punto triste de la jornada fue la tremenda cornada sufrida por el banderillero de Julian "el Niño de Leganes".

Juli, intratable en Resurrección

Otras fotos, que también sirven para resumir el festejo son estas:

Hasta en dos ocasiones lo vimos de hinojos en la puerta de chiqueros

La pierna alante, sin esconderse en las tafalleras

Remate por abajo al primero de su lote
 
La suerte cargada ¿Por qué es tan dificil verla?

El primero de su lote era pronto y se venía de largo
 
Largos y mandones los derechazos
Y pasandoselo cerca
 
Además de rematar atrás, rizando al toro sobre el eje de su cuerpo
 
Morante pasó casi inédito
Pero la infinita clase está patente en cada lance que mece su capote

El mentón, la cintura, las muñecas, todo Morante torea
Derechazo del de La Puebla
Remate de Manzanares

Natural al primero de su lote


La tarde se llamó JULIAN LOPEZ ESCOBAR

Y a hombros de aficionados salió por donde otros solo sueñan...