martes, 4 de junio de 2013

José Tomás la de Santa Coloma y Morante con la del Conde de la Corte


 Como ocurren las cosas buenas, casi sin querer, ordenando papeles, encuentro el cartel de la fería de San Lorenzo de Huesca de 1998, para comprobar (una vez más) que no siempre las figuras se han comportado igual.

Evidente es que los toreros que han tenido poder para mandar lo han utilizado, pero no de forma inmisericorde como estamos asistiendo en los ultimos años. Todas las figuras, desde Antonio Montes (por decir uno) hasta Alejandro Talavante (por decir otro) han tenido predilección por algún encaste, y se han prodigado más con el, pero nunca habíamos asistido al actual proceso de abandono de los encastes no preferidos por parte de las figuras. 

Como ya he dicho mil veces no se trata de que quien puede elegir mate lo que no quiere nadie, no. Pero la figura que lo es, debe serlo con todo tipo de toros, y dejarse caer con algún encaste que no proceda de Parladé se agradece mucho, y de paso podemos evitar que los mataderos trabajen a marchas tan forzadas como en la actualidad.

En este caso, no nos vamos muy lejos, a final de la década de los 90, para comprobar como toreros como Enrique Ponce o José Tomás no tenían problemas en enfrentarse a los Santa Colomas de Ana Romero o el mismisimo Morante de la Puebla mataba la corrida del Conde de la Corte.