martes, 23 de julio de 2013

La voz del revolucionario


En los días de toros, en los alrededores de la plaza, se fragua uno de los mayores placeres que produce la fiesta, un ambiente altamente propicio para debatir y aprender. Durante esta feria de Santa Ana en la localidad almeriense de Roquetas de Mar, he tenido la oportunidad de charlar placidamente -y aprender mucho- con el periodista taurino Juan Belmonte, del que el nombre no es producto de la casualidad. Claro, es imposible hablar con él y no hablar de El Pasmo...

Entre risas y anécdotas me contó que había por ahí, para buscar, un audio (que yo sepa solo uno) en donde se oye la voz del trianero. Se trata de una cinta magnetofónica, hallada por la hija del torero, Blanca, que cedió hace apróximadamente algo más de una década a RNE. Un documento donde el torero habla de sus origenes, el primer dinero que ganó en el altozano, de la primera vez que se puso delante de una becerra... un tesoro taurino.

Ahora podemos escuchar la voz, el sentir, de Juan Belmonte. Recomiendo (yo lo he hecho) escuchar la entrevista varias veces... de una es imposible captar todos los detalles, toda la grandeza que destila el revolucionario del toreo. Vaya por delante, como anécdota, que aunque en ocasiones se encasquille una mijita, vamos a destrozar el mito de su aguda tartamudez.



Triana es distinta a Sevilla. En el cante y en el baile, y en el toreo pues pasa igual


Se me despertó la pasión por el toro, como la pubertad, como el despertar de la cosa sexual


Encajé en una pandilla. Una pandilla rebelde y anarquista