miércoles, 28 de agosto de 2013

La Esperanza por la puerta grande


Dos cosas nuevas han pasado este año en Almería. Una de ellas ha sido (de la otra hablaremos otro día) que la Virgen de la Esperanza, de la Hdad de la Macarena, ha presidido la capilla de la plaza de toros. Para los taurinos, que sois abrumadora mayoría en esta página, fijaros en el detalle de la saya de la Virgen, confeccionada a partir de un vestido de torear donado por el diestro Pepín Jiménez, hermano de la corporación. Puede verse perfectamente la hombrera, las bandas de la talequilla, y a los lados las mangas de la chaqueta.



El pasado domingo, acabada la feria, la Esperanza salió por la puerta grande de la plaza (y por el paso de peatones, ya que la autoridad civil no había autorizado la salida) hasta recorrer, en apenas 10 minutos, los escasos metros que separan el coso de la Iglesia de San Ildefonso.