domingo, 1 de septiembre de 2013

Berja. Crónica, declaraciones y video


De todo pasó ayer en la corrida celebrada en la localidad almeriense de Berja. Nos ceñimos, por trabajo que nos cueste, a lo estrictamente taurino, para decir que con media plaza (en el video parecerá menos, pero al ser entrada con tendido general estaba todo el mundo concentrado en la parte de sombra, a la espalda de quien graba) se lidió un encierro desigual en comportamiento y presentación de Guadalest. Primero y segundo de gran calidad pero huerfanos de fuerza, el tercero embistiendo por dentro sin acabar de pasar, el cuarto y el quinto deslucidos y mansos y el sexto un gran toro al que se le pidió con muchísima fuerza el perdón de la vida.

Victor Puerto abrió plaza, meciendo bien el capote y quitando por chicuelinas. Tejió una faena a media altura, de mucho gusto, cuidando, eso si, las agónicas embestidas de su oponente, acabando rajado en las inmediaciones del tendido 1-2. Le cortó una oreja. Su segundo poco lucido se prestó a tirar de oficio antes de rajarse y cortarle otra oreja, más de publico. Antes de comenzar el festejo nos contaba esto:



Sanchez Vara llegó sustituyendo a Diego Silveti (que ha sido el listo de la clase visto lo visto) que presentó por la mañana parte facultativo firmado en Sevilla. Su primero fue un toro con mucha cara pero falto de remate, quitó por navarras antes de coger la muleta. Cogió pronto la velocidad al toro y logró sacar el máximo partido de ese animal. Vuelta al ruedo. Su segundo, el otro esaborio del encierro, rajado y mansurrón, aunque bien presentado. Tirando de recursos dos orejas.

Nos contó antes de empezar:




Cerró plaza quien sería el triunfador del festejo con 3 rotundas orejas, Francisco Torres Jerez. Su primero fue el toro más cuajado de la corrida aunque no el más ofensivo (son cosas distintas). toro complicado de ver, que embestía por dentro, poniendo en apuros a los lidiadores, y necesitando un sutil toque en sus inmediaciones para abrir el camino. No era facil y requería mucha firmeza. Oreja impotante la de este toro. Rompió la tarde en el sexto (para esas alturas, en los despachos estaba más que rota), un burraco que embistió incansablemente, con calidad por ambos pitones, con el morrillo arrastrando por el suelo (si bien no pasó, apenas por el piquero) y al que se le pidió el indulto con gran rotundidad. El presidente lo negaba y el torero siguió toreando hasta que sonó el segundo aviso, y lo más importante, el toro embistiendo y desplazandose. Un toro muy importante. ¿que habría pasado si hubiese vuelto al campo? el tema de los indultos habría que revisarlo. Al final, con el segundo aviso pegado el torero cogió la espada y, afortunadamente, lo mató rapido de certero espadazo. Dos orejas de ley.


Torres Jerez nos contó esto antes de empezar:


Para que puedan ver lo que aconteció os dejo este vídeo resumen de la tarde. En los próximos días también dejaré una extensa galería gráfica, que aún no hemos tenido tiempo de editar, y aprovechamos para agradecer, como siempre a Gabriel Luis García Callejón por la infinita amabilidad con la que nos trata siempre que ponemos pié en Berja.