domingo, 15 de junio de 2014

Roban a las cuadrillas mientras se celebraba la novillada de Roquetas



Pues no hay derecho. ¿A que punto estaremos llegando que mientras una persona se juega la vida en una plaza de toros, otra entra a su habitación y le roba lo poco que llevara en la maleta del equipaje? 

Esto tan triste es lo que parece que ha ocurrido en Roquetas de Mar, en el hotel colonial (4 estrellas), donde al parecer le dieron una llave (todo con la palabra esa de supuestamente por delante) a alguien que se entretuvo en desvalijar dos habitaciones de cuadrillas.

Asunto especialmente grave, ya que además del delito (excede el límete cuantitativo de la falta) de robo hay un concurso con el allanamiento de morada, ya que reiterada jurisprudencia tiene establecido que el hotel tiene efectos de domicilio mientras el huesped está hospedado en él.

Lo ha denunciado el banderillero Antonio David "Ecijano", y según informa la Guardia Civil sospecha del propio entorno taurino. Espero y deseo de corazón que este extremo no se confirme, porque el toreo es profesión de hombres, no de ladrones.