domingo, 15 de junio de 2014

Tarde de novillos (de la AAET) en Roquetas

 

Finaliza la primera de las 5 citas que tiene la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas "Pedro Romero" con la ciudad de Roquetas en este 2014. En esta ocasión ha tomado parte el novillero almeriense Jose Cabrera. Tal como hicimos con el otro representante almeriense, Rubén Martínez, os acercamos el video de la actuación de Cabrera.



Jose es un novillero, ya lo habéis visto, que tiene una gran facilidad para conectar con la gente...

 

Y si de hinojos comenzó con la capa, idem con la muleta...


Luego se levantó para torear como manda Cuchares. Bueno, el toreo con Cuchares era diferente, pero todos nos entendemos, ¿no?

  

Toreo largo con la diestra....

 

Y con la zurda...

 

Y en algún remate se gustó, con el buen novillo de Giménez Indarte...


Pero eso no fue todo, porque ayer la tarde era de las grandes, con la tele y todo, por eso estaban Enrique Romero y Francisco Ruiz Miguel en el callejón, con eso de los micros y los auriculares...

 

Y como era tarde grande, unas 6000 personas, alrededor de 3/4 de la plaza arroparon a los jovenes aspirantes...


Que por cierto, los aspirantes fueron Emilio Silvera, de la Escuela de Sevilla...


Daniel García, de la de Baza...


Leo Valadez, representante mexicano...


Joaquin Galdós, de Málaga...


Y Pedro Gallego, de Baeza...


Todas las banderas nos recordaron que no solo de toros vive el hombre, también tenemos mundial...


Y aunque nos llevamos algún susto...


Toda ocasión es buena para enseñarle a los pequeños a ser buen aficionado, como hace Curro García (banderillero) con el niño de su amigo Antonio Fernández, que es el que no pierde detalle de lo que ocurre en el ruedo, y Noelia, la mujer del banderillero...


Por eso nadie dejó escapar la ocasión de llevarse un buen recuerdo, ya sea fotografiando lo que pasaba en el ruedo...


O haciendonos fotos con los pequeños de la familia, como hace Jose Luis Plaza...


Aunque en otros casos son los pequeños los que nos retratan a nosotros, como hacen los churumbeles de Irene Martínez y Carmen Jimenez.