sábado, 19 de julio de 2014

Magaña triunfa en la primera de Roquetas


Aparecen los primeros alguaciles en Roquetas de Mar.


Y con una plaza llena, en la que hubo de cerrarse las puertas para impedir la entrada de más personas, ante las 9000 almas que caben, se desarrolló la novillada en formato de clase práctica que daba comienzo a la extraordinaria feria de Roquetas en honor a Santa Ana.

Mil veces lo hemos dicho y mil más lo diremos, Roquetas es un ejemplo de gestión taurina a nivel mundial.

Novillada de Santi Domecq, noble, sin fuerza, varios de ellos acabaron en tablas la faena, mejores los tres últimos y peores los tres primeros. El quinto fue un novillo de bandera que el numeroso público de Roquetas no supo ver ni valorar, y el último  bajaba considerablemente con respecto a sus hermanos de camada por la joven edad del novillero.

Sergio Roldán cortó la primera oreja de la feria en una faena correcta en el tercio con un novillo que prefería buscar la salida que embestir a la muleta que le ofrecia el torero, en el mismo son anduvo Emilio Gimeno, pero la espada le privó de su trofeo, silenciando su actuación. Se mostró como un novillero variado y animado José Magaña, que quitó por lopecinas y estuvo animoso en su trasteo de muleta. Faena desigualmente estructurada pero con las virtudes que se le suponen a los novilleros, cortó dos merecidas orejas.

Sergio Roldán

Emilio Gimeno

José Magaña
De los alumnos de otras escuelas José Nicolas de Murcia cortó una oreja, Toñete, de Arganda del Rey cortó otra a un sensacional novillo, y Parrita Chico de Murcia, cortó otra a un buen, pero excesivamente terciado novillo.