viernes, 5 de septiembre de 2014

"Circulo de la Amistad" hace balance





La peña taurina "Circulo de la Amistad" una de las más activas de la ciudad, ha hecho públicas las conclusiones que sacan de la pasada feria de la Virgen del Mar. El comunicado emitido dice así:


Reunida la Junta Directiva, y analizada la reciente Feria Taurina de Almería 2014, se sacan las siguientes conclusiones que trasladamos a la opinión pública para su difusión y publicación:
Primero.- Como factor principal y clave para entender el espectáculo taurino,  volvemos a lamentar que el nivel artístico de la Feria no haya sido el más óptimo o adecuado, ni por supuesto, el más deseado para los aficionados - con orejas discutibles y faenas vulgares -  en mayor o menor medida, por la escasa emoción y raza que han tenido las reses lidiadas. Esto último nos provoca afirmar que en el aspecto ganadero hemos sufrido, (y no avanzado respecto años anteriores), el descastamiento, falta de raza y mansedumbre, que ha imposibilitado ver un espectáculo con emoción y calidad.
Mal presentada la corrida de Torreherberos y Torrehandilla, sin fuerzas de la Juan Pedro Domecq/Parladé (con algún toro que la Autoridad del espectáculo no debió reconocer, ni aprobar),  sin raza y alegría la de Charro de Llen, y la única ganadería mejor presentada del abono, la de Toros de Benjumea – desarrolló en términos generales, algo de sosería y poca transmisión, a excepción de algún toro que destacó por encima de la media de la feria.
Segundo.- Al hilo de lo anterior, lamentamos que la suerte de varas en Almería no haya existido, y con apenas un leve puyazo los profesionales actuantes hayan pedido el cambio de suerte, sin que los aficionados hayamos apreciado la bravura y acometividad de un animal en el Coso de la Avenida de Vílches. La afición de Almería, y el público en general, debería comprender que esta suerte – la de varas – es fundamental para analizar la naturaleza de este espectáculo tan singular y excepcional, por eso comunicamos este lamento, y denunciamos la poca lucidez de esta suerte en Almería. El artículo 59 del vigente Reglamento Taurino de Andalucía expone, como criterio para la concesión de la segunda oreja, «quedará al criterio del Presidente o Presidenta del espectáculo, que deberá tener en cuenta, a tal fin, la petición mayoritaria del público de igual forma que en el subapartado anterior, las condiciones de la res, la buena dirección de la lidia en todos sus tercios, la faena realizada tanto con el capote como con la muleta y, fundamentalmente, la estocada.», por lo que entendemos que sin la eficacia y buena ejecución de la misma, conforme al citado artículo, la concesión de la segunda oreja en Almería hubiera estado muy discutida.
Tercero.- Analizando con los aficionados de nuestra asociación el pasado abono, seguimos diciendo que la falta de público, y abonados a la Plaza de Almería, no es achacable exclusivamente a la crisis económica, sino a otros elementos estructurales y de previsión cuya culpa debe residir en la empresa (oferta) y en un rechazo del abono de los almerienses por no compartir lo ofrecido por la misma (demanda). Valoramos muy positiva la promoción que este año ha ofrecido la empresa “Martínez Flamarique S.A.”, con abonos baratos y descuentos promocionales, pero estimamos que existe todavía cierta desapego al espectáculo. Solamente la tarde del día 28 tuvo alrededor de ¾ de plaza, y las más flojas, primera y última de abono. (“El Fandi” ya no es reclamo para llenar una plaza de toros Sr. Martínez Laviano). Como asociación cultural taurina nos preocupa esta situación, y debemos buscar soluciones.
Por tercer año consecutivo – y sin que la empresa recoja el guante – desde aquí nos ponemos a disposición de la empresa “Martínez Flamarique S.A.” las instalaciones de nuestra sede para sentarnos a hablar, expresar nuestras inquietudes, de forma fluida y estable y sin contraprestación alguna, con el objeto de analizar, estudiar y proyectar los problemas estructurales de la fiesta en Almería, y toda clase de acciones que fomenten una activa revitalización de los toros, y poner en valor y categoría la feria Taurina de Almería, como antaño era considerada, y que los buenos aficionados anhelan para su tierra.
Volvemos a ofrecer al representante de la empresa, D. Oscar Martínez Laviano nuestro dialogo – reiteramos, sin contraprestaciones – para ponernos a trabajar en recuperar confianza con la tímida afición de Almería, la cual creemos necesita una orientación  sobre el modelo de espectáculo pero ajustándose a unos criterios de calidad, exigencia e integridad.
Cuarto.- Queremos trasladar a la empresa “Martínez Flamarique S.A.”, al representante de la empresa en Almería, y al jefe de personal de plaza, que antiguos empleados y colectivo de jubilados de la citada empresa nos han hecho llegar sus quejas y  malestar por una decisión que entendemos injusta, ya que por criterio de la empresa, se les ha impedido y denegado, después de 57 años, un pase de favor para entrar a la plaza de toros en la condición de antiguos empleados, medida que posibilitaba que unas personas comprometidas con la fiesta, que han demostrado fidelidad y compromiso con la empresa, pudieran ver el abono de la feria.
Este año les han denegado el acceso, algunos con escasa capacidad económica para comprar una localidad, por lo que esta peña se solidariza con ese apreciado colectivo de antiguos trabajadores de la empresa. Desde esta peña lamentamos esa decisión y esperamos que el año que viene se vuelva a la normalidad con este colectivo que durante años atrás han disfrutado de una licencia que era justa y merecida, por su trabajo por y para la fiesta de los toros. Reconsidere Sr. Martínez Laviano esa decisión para el año que viene. No olvide Sr. Martínez Laviano a los qué en otras épocas han trabajado y sacrificado sus vacaciones por prestarle un servicio, algunas veces ingrato de y desagradable.
Quinto.- Por último respetamos, como no puede ser de otra manera,  pero no compartimos, que el Ayuntamiento de Almería, y por votación de su Jurado – del cual formamos parte como entidad representativa – haya designado por la mayoría de sus votos, al matador de toros Enrique Ponce, como triunfador de la Feria, ya que no acredita la realidad artística de una feria, ni la importancia de ese galardón hace honor a lo realizado por el citado diestro en Almería. Nos acogemos a lo expresado anteriormente con la interpretación del artículo 59, y pensamos que su premio justo era el que consideró la Presidencia del festejo.
Fdo.: La Junta Directiva