domingo, 21 de septiembre de 2014

Laujar, según Diario de Almería





Así vió Carolina Crespo para Diario de Almería la novillada de Laujar:


 La fiesta de los toros, después de tres años sin celebrarse una corrida, ha regresado con éxito. Ni un asiento libre en el coso portátil instalado para la ocasión y sobre cuyo albero mostraron su arte el rejoneador Sebastián Fernández y los novilleros José Cabrera y José Antonio Pardo Joselete. La novillada mixta, que ha sido organizada con motivo de las fiestas en honor a la Virgen de la Salud en Laujar del Andarax, daba comienzo a las cinco y media de la tarde. A esa hora salía del corral del coso el primero de los cinco novillos, perteneciente a la ganadería Martelilla-Marques de Domecq, propiedad de los herederos de Dolores Rufino Martín*, que se lidiaron durante la novillada.

El primero en saltar al ruedo fue Sebastián Fernández que en su primer y único toro cortó una oreja. Después salió José Cabrera, vestido con un traje de color rojo y oro, que tras lidiar a su novillo y acabar la faena logró cortar dos orejas. Curiosidad, el público le lanzó dos gallos, un regalo simpático y peculiar en agradecimiento a su faena. En su segunda faena, el novillero logró dos orejas y rabo. Buena tarde para este joven almeriense.

Por su parte, José Antonio Pardo Joselete -que estuvo acompañado entre el público por miembros de su peña- consiguió en su primer novillo dos orejas, mientras que en el segundo que lidió el joven aspirante a torero logró cortar dos orejas y rabo.

Con lleno hasta la bandera han regresado los festejos taurinos a Laujar del Andarax, un municipio que hoy despide sus fiestas de septiembre después de un intenso fin de semana con una alta afluencia de visitantes atraídos por su feria del mediodía y la celebración de sus bailes en la plaza que guardan el sabor tradicional de los pueblos de interior. Unas celebraciones que se celebran en honor a la patrona, la Virgen de la Salud.

*  La ganadería es Herederos de Dolores Rufino, con procedencia Martelilla - Marqués de Domecq. Nota de La Carioca.