sábado, 13 de septiembre de 2014

Premio a la decepción







Hace unos días fue concedido el premio a la mejor corrida de la feria de Almería 2014, el prestigioso Trofeo Manuel Illescas a la ganadería de Benjumea lidiada el 30 de agosto.


Este encierro ha sido el mejor presentado del ciclo pero su comportamiento no ha destacado del resto que se lidiaron en días anteriores, no se puede conceder un premio solo por estar bien presentada, hay que ser muy exigente con su comportamiento y tampoco darlo porque dentro de las que se han lidiado en el ciclo se haya comportando de mejor manera, solo por el hecho de que no han rodado por el suelo y se han mantenido en pie y por que iban y venían a los engaños.

La corrida no fue brava en el caballo, pero no solo esta, sino todas,  ya que lamentablemente, esta suerte, fundamental en la lidia del toro bravo,  se esta devaluando día tras día a favor de lo que el animal haga en la muleta, desgraciadamente.

En la muleta, el lote de Ruiz Manuel un primero falto de fuerzas que se quedaba corto y un segundo con calidad pero sin raza, sin carbón para tirar hacia delante; el lote del Fandi, un primero manejable y un segundo con problemas en la vista y para terminar el lote de Fandiño un lote deslucido, que se movió, pero ausente de fuerza y casta. A la corrida se le corto solo una oreja por el fallo a espadas, pero aunque hubieran salido los tres matadores ha hombros, tampoco hubiera sido merecedora del trofeo. Con estos mimbres pienso que el trofeo no es merecido,  porque en un encierro en lo que predomina es la ausencia de bravura en el caballo y en la muleta toros deslucidos en su mayoría y que alguno ha tenido calidad pero no ha tenido el  motor suficiente, la raza, la casta,  para seguir los vuelos de la muleta, flaco favor se le esta haciendo a la feria de Almería, que premia por premiar, a una corrida que no ha transmitido emoción a los tendidos y que da la senciación de que nos conformamos con lo que la empresa nos traiga cada año y que aquí todo vale.

Creo que hay que ser mas exigentes, y subir el listón en este apartado para dar categoría a nuestra feria, porque si no vamos a ir de mal en peor y se nos va seguir tomando el pelo con corridas como esta aunque esta bien presentada esta vacía por dentro, sin emoción. No concibo que en una corrida donde no ha salido ni un solo toro bravo, se de este galardón.

El  nivel ganadero ha bajado en Almería de manera alarmante en estos años pero  con este trofeo estamos dando pie a que nos sigan trayendo este ganado ya que lo vemos apto para que venga, no solo apto, sino que  le damos un premio, pues no, esto no lo quiero en Almería, y la mejor opción hubiera sido dejarlo desierto y no pasa nada, creo que la feria saldría ganando porque la repercusión que puede tener este premio es que en Almería nos tragamos lo que nos echen y eso no es así.

El empresario en unas declaraciones haciendo balance la de feria, en el apartado ganadero dijo que el ganado tuvo calidad y le falto poderío, o sea, traduciendo, lo animales no tuvieron la casta suficiente para transmitir emoción a los tendidos que es lo que tiene que tener un toro bravo, casta, fuerza, fiereza, para poder dominarlo y si  nos conformamos con cualquier cosa y no somos exigentes con nuestra feria  y no le paramos los pies al empresario o al ganadero haciéndole saber con un premio desierto que esto no lo queremos, nuestra feria se va a pique. No se puede premiar por premiar para quedar bien con alguien, para hacerse una foto bonita, para llenar el calendario, hay que premiar cuando haya razones de peso que así lo demuestren, porque un premio desierto también tiene un significado y un mensaje para quien lo quiera pillar, en este caso la empresa, Señor Chopera esta feria el ganado ha fallado, no ha valido así que no queremos esto, porque el año que viene probablemente vuelva Benjumea pero no esperemos que vuelva con el mismo trapío, la prueba la tenemos en Torrehandilla.

Y si de premios hablamos, a quien se le debería de dar un premio, no un premio sino hacerle un monumento,  es a ese pequeño grupo de aficionados, entendidos, gente que le gusta el toro, en el que me incluyo,  que pasa por taquilla todos los años*, todos los días de feria, que se hace presente días como el primero y el ultimo de esta pasada feria, que es fiel a su feria y  que ha salido decepcionado tarde tras tarde  al ver el pobre balance ganadero que hemos tenido, a ellos si que hay que darle un premio por gastarse un dinero y tener que soportar lo que hemos soportado.

Un abonado de Almería

* La negrita ha sido destacada por Tertulia Taurina LA CARIOCA.