domingo, 19 de octubre de 2014

Abellán y Fandi a hombros en el sinsentido de Huercal Overa


Finaliza la temporada taurina en Almería con la corrida celebrada hoy en Huercal Overa. Esta corrida, en opinión de LA CARIOCA supone la consumación de  un cúmulo de sinsentidos que ha llevado a dar una corrida en condiciones extrañas.

Extraño es -o debería ser- que un municipio ignore su patrimonio hasta el punto de llegar a la ruina funcional. Esto ha ocurrido con el munipio de Huercal Overa, que teniendo plaza de toros ha dado su feria en una plaza portatil, porque la suya no está en condiciones de albergar un espectáculo taurino. No voy a ahondar en el tema, pero lo merece.

Extraño es que toreros que hacen el paseillo en las Ventas y en la Maestranza vengan a una portatil, en octubre. Estamos en crisis y tal, pero nunca vi a Manolete en una portatil. Las figuras esto lo respetaban, primero por dignidad y orgullo profesional, y segundo porque ese es el bastión de los toreros que no pueden aspirar a las Ventas o a la Maestranza.

Y extraño es que nuevamente los toreros almerienses no hacen el paseillo en Almería. Solo Berja y la capital se han salvado de este estigma.

En lo artístico lo resumimos diciendo toros de Luis Algarra, bien presentados en general pero desiguales en las telas. El mejor el cuarto, aplaudido en el arrastre. Miguel Abellán, ovación y dos orejas y rabo; El Cid, oreja y ovación; y El Fandi, oreja y dos orejas. Entrada: Media plaza.

Mejores crónicas, sin duda, la de Juan Aguilera para Aplausos o la de Mundotoro. Cuando tengamos la de Baltasar Gálvez para Burladero también la enlazaremos.