lunes, 3 de noviembre de 2014

Claves de la temporada, por Andrés Amorós



De todo lo leido sobre la temporada recién finalizada, destaco sobremanera el resumen que hace Andrés Amorós. Yo solo le hurto solo lo que me parece más interesante, para leerla completa pinchar aqui.

Ataques políticos y provocaciones antis

1/ La demora del Tribunal Constitucional en dar respuesta al recurso presentado contra la prohibición de la Fiesta en Cataluña es lamentable e intolerable pero, por desgracia, no incomprensible: en algo muchísimo más grave, la ruptura de España, la flojedad en la respuesta ha sido notoria.
2/ En el tema taurino, el PSOE sigue vistiendo de «ambigüedad y oro». Defienden los toros en Andalucía pero Pedro Sánchez corre a un programa del corazón para proclamar que, a él, nunca le verán en una Plaza. Acierta al rectificar - una vez más – , aceptando que los toros forman parte de nuestra cultura pero el PSOE de Baleares quiere eliminarlos. ¿Cuál será la próxima?
3/Podemos incluye en su utópico programa la «abolición»  de los toros. Ya saben los aficionados qué pueden esperar si llegan al poder.
4/ Sigue sin legislarse la adecuada protección de los que acuden pacíficamente a un espectáculo legal. Los insultos y provocaciones de los antitaurinos desembocarán inevitablemente en algún grave incidente.

Crisis, recuperación y veto 

1/ La crisis económica ha afectado a los toros, como a todos los espectáculos. Hemos visto huecos en casi todas las Ferias, con pocas excepciones: Madrid, Pamplona y Albacete. Un ejemplo llamativo: no se ha llenado Bilbao, a pesar de los excelentes carteles. Sí se han recuperado algunas Ferias: Zaragoza, con Casas y Cutiño; El Puerto y La Coruña, con Tomás Entero.
2/ El veto de cinco figuras supuso un grave quebranto para la Feria de Abril y ha perjudicado también la imagen de esos diestros. No se ha disipado la duda de si pretendían que el coso sevillano pasara a manos de un empresario mexicano. Es de esperar que el cambio de apoderado de El Juli suponga que vuelven las aguas a su cauce natural y se recupere el esplendor de una de las Ferias básicas .
3/ Insisten los profesionales taurinos en que las cuentas casi nunca salen: es un riesgo para la Fiesta mayor que los ataques de los antitaurinos. La única forma de resolverlo sería una acción conjunta de los distintos sectores implicados: algo que, por ahora, es imposible. Lo acaba de decir Cristina Moratiel, de la ganadería de Baltasar Ibán: «La desunión que existe es clara. Aquí, cada uno va a lo suyo y a donde puede». En las Plazas de titularidad pública (la mayoría), es fundamental que los pliegos de condiciones se ajusten a la actual situación económica, en vez de preocuparse de recaudar lo máximo.
4/ La crisis afecta sobre todo a los ganaderos, ha llevado a la desaparición a algunos hierros clásicos. Se agrava esto porque algunas figuras se limitan a torear reses de media docena de ganaderías: una reducción excesiva.
5/ También sufren graves dificultades económicas las novilladas. Si no se organizan de otra forma, son ruinosas. Eso compromete gravemente el futuro de la Fiesta.
6/ Televisión Española continúa ausente de las retransmisiones taurinas.

De los toros indultados a la irregularidad de las divisas más valoradas

Nada menos que 22 reses se han indultado, esta temporada (una, de Robert Margé, en Francia). A la cabeza, con dos indultos, Victorino Martín y Santiago Domecq. También lo han logrado Garcigrande, Torrealta, Buenavista, Daniel Ruiz, Juan Pedro... Sólo un novillo, de Los Maños, se ha indultado en una Plaza de primera (Zaragoza).
El predominio del encaste Domecq es absoluto: se lidian toros muy nobles, que «se dejan», pero, con gran frecuencia, carecen de fuerza y casta. Para atraer al público, es fundamental el espectáculo emocionante de un toro encastado.

La situación de las figuras

Miguel Ángel Perera ha sido el triunfador indiscutible, con una regularidad y una fuerza notables. Desde César Rincón, nadie salía dos tardes seguidas por la Puerta Grande de Las Ventas. También ha tenido actuaciones importantísimas en Bilbao y Albacete.
Enrique Ponce ha culminado con brillantez su temporada número 25. Después de una grave cornada en Fallas, con responsabilidad de figura, volvió a Sevilla y Madrid, dió lecciones en muchos cosos (sin los fallos con la espada, su número de trofeos hubiera sido mucho mayor).
José Tomás actuó tres tardes, en Granada, León y Málaga.
El Juli triunfó muchas veces pero pagó por haberse metido en tantas guerras. No brilló en sus apuestas con los Miura (Nimes) y La Quinta (Mont de Marsan y Bilbao). Con Luis Manuel Lozano, debe centrarse en torear, añadiendo estética a su innegable poderío.
Morante es un caso aparte: muchos lo siguen, por la belleza de su toreo, a pesar de su irregularidad y su extraño “tour”.
Talavante toreó menos de lo que quería pero mantiene el atractivo de su personalidad.
Iván Fandiño (triunfador en Madrid) y Daniel Luque (que lo logró en Zaragoza) son las dos figuras emergentes.
Sería bueno, desde luego, que las figuras aceptaran «abrir» los carteles, para fomentar la competencia.

Rejoneadores y novilleros

Aunque sea tan difícil organizar festejos menores, ha habido una cosecha de novilleros espectacular. A la cabeza, Garrido, muy cuajado, que triunfó rotundamente con seis novillos en Bilbao y debe tomar ya la alternativa. En Zaragoza ha deslumbrado Varea, con un estilo muy singular. Ginés Marín posee cualidades fuera de lo común, es clara promesa de figura. El peruano Roca Rey y Borja Jiménez muestran un oficio bien aprendido; Álvaro Lorenzo y el francés Clemente, temple y gusto...
A pesar de la crisis económica, de tantos ataques y tantos errores, la Fiesta no se acaba...