sábado, 28 de febrero de 2015

Dos corridas en una, Torres Jerez 6 orejas en Almería



 *Crónica de EMILIO JOSÉ GONZÁLEZ para Tertulia Taurina LA CARIOCA

Con casi tres cuartos de plaza se ha celebrado la encerrona de Francisco Torres Jerez en su plaza de Almería para celebrar el milenio de la ciudad. Corrida diferenciable en dos mitades de signo claramente contrario.

Torrealta; El toro ha tenido la entrega justa para una tanda, luego ha tenido poca fuerza y ha sido reservón en la muleta del diestro. Sin  llegar a ser toro de malas intenciones tampoco se ha mostrado colaborador, limitándose a pasar sin decir nada. Con el capote Torres Jerez ha estado firme, recibiendo al toro de salida con verónicas ceñidas y elegantes, para luego llevarlo al caballo con gusto. Con la muleta el toro tenía teclas que tocar, la primera tanda ha sido extraordinaria pero el toro al tener poca fuerza le costaba pasar y, al menos, con este Torrealta ha dejado la mejor estocada de la primera mitad de tarde.

La Quinta; Ha saltado al ruedo un toro precioso, bajo, armónico, serio, con trapío, un toro para enamorarse, ovacionado de salida. Con el capote ha estado extraordinario, el toro había pedido sacarlo a los medios y el torero lo ha entendido. El toro ha cambiado en el puyazo y para mal, ha empezado a pararse, a medir, sin duda ha sido un toro para el aficionado mejor que para el torero, ya que en la muleta se paraba y miraba debiendo aguantarle el matador, que ha estado firme con él. Luego el toro ha ido a menos sin ser nunca un barrabás.

Lagunajanda; Descordinado y correctamente devuelto. Julio de la Puerta; de hechuras basto, formando parte de una corrida desigual, ya que el elenco ganadero es desigual también. Este de Julio ha sido noble desde salida, con calidad, pero lamentablemente siendo mal picado y para colmo, con un caballo incapaz de levantarse, ha estado demasiado tiempo derrotando en los burladeros. El toro ha tenido una calidad que ha ido perdiendo en la lidia y ha terminado parado y muerto en pie. Con la espada mal el diestro. 1 oreja.

Adolfo Martín. El Adolfo ha sido un gran toro, con mucho recorrido y nobleza. Ha comenzado embistiendo en el capote, cosa extraña del encaste, y Torres Jerez ha estado extraordinario especialmente en el pitón derecho, enganchandolo el toro alante y llevandolo atrás. El pitón izquierdo más complicado dando los muletazos de uno en uno y rematado con un estoconazo que han valido dos orejas. El toro ha sido premiado con la vuelta al ruedo. Con este toro se ha roto una corrida que parecía plomiza y nos hacía temer lo peor. Afortunadamente saltó este Adolfo.

Luis Algarra. Bien hecho, muy en lo de Algarra, de comportamiento noble y con la tendencia a parase por poca fuerza. Ha dejado de embestir en la tercera o cuarta tanda, hasta ese momento con nobleza y calidad. El torero ha estado bien, cambiando el chip desde el toro de Adolfo, trayendo una corrida nueva y recuperando la ilusión del festejo. Buena estocada, muy decidido. 1 oreja.

Julio de la Puerta. Más basto, ancho de cara, sin ser destartalado, noble, con cierta calidad y falta de fuerza. Torres Jerez lo ha entendido bien y ha toreado con calidad por el pitón derecho, y el por el izquierdo ha bajado levemente el diapasión de la faena debido a la falta de fuerza o de raza. Dos orejas.

Destacado una media verónica lenta y cadenciosa de Torres Jerez al toro de Adolfo, dos puntillazos de Antonio Sánchez y un soberbio par de banderillas de Antonio Márquez.


** Nota de Jorge Ponce; Que triste y desangelado es un paseillo sin música, pues la banda continua sin acertar en el momento en que debe iniciar o cesar la amenización musical.