lunes, 23 de marzo de 2015

Los toreros y sus devociones: Ruiz Manuel


Cuando se acercan los días santos, los toreros dedican unos momentos a acercarse a las imágenes que les dan aliento en los momentos de miedo y que adornan las capillas o las monteras en las tardes de gloria.

El pasado fin de semana tuvo lugar la exaltación de la Soledad, en la Iglesia de Santiago, a cargo de Fausto Romero-Miura, y con él estuvo el matador de toros Ruiz Manuel, del que es conocida su devoción (también) al Señor Cautivo de Medinacelli.

Tras la exaltación se formó una interesante tertulia entre el exaltador, el diestro, Monseñor Adolfo González Montes, Obispo de Almería, Francisco Escámez, director espiritual y Javier Morcillo, hermano mayor de la corporación, en la que seguro que algún guiño hubo al mundo del toro.