viernes, 31 de julio de 2015

Opinión: Zalduendo, un borrón en la feria


La recien acabada feria de Roquetas de Mar, ha vuelto a demostrar un año mas, que posee una salud envidiable, siendo un exito rotundo. 

Por un lado la gran afluencia de público, tanto en la clase práctica como en las dos corridas de toros,  todo ello gracias a unos carteles rematados dignos de cualquier plaza de primera categoria y como no, a una politica de precios apta a todos los bolsillos, y todo gracias a la labor y al apoyo que el ayuntamiento de la localidad muestra a la fiesta  a lo largo de todo el año.

Por otro lado, en lo referente a lo artistico se ha abierto la puerta grande todas las tardes, pudiendo disfrutar de grandes faenas. Pero llegado a este punto es obligado hacer una mencion sobre la presentacion del ganado, en concreto el encierro que se lidio el domingo. Fue una corrida en conjunto muy mal presentada, muy por debajo de lo que se debe lidiar en una plaza de tercera categoria,  mas propia de un festival o de una plaza portatil, hecho que no ayuda en nada en favorecer la feria e incluso puede llegar a  emborronar todos los esfuerzos que se estan haciendo para que Roquetas de Mar sea todo un referente en el panorama taurino actual.  

No olvidemos que el toro es el protagonista de la fiesta, y junto a otros factores es la base principal que da categoria a una plaza, por lo tanto hay que cuidar y mucho este aspecto, la presentacion del ganado, ya que el que acude a presenciar una corrida de toros espera  como minimo ver un toro bien presentado, digno e integro en el ruedo,  siempre acorde a la categoria de la plaza, eso es el minimo que se le debe de exigir en una feria, ya que con animales bien presentados sin duda alguna la feria ganará en prestigio  y se le dara mucho más valor a lo que en el ruedo suceda.  
 
José Picón Salvador.