viernes, 14 de agosto de 2015

Opinión: El acontecimiento de la feria 2015: El mano a mano


Pocos días quedan para que dé comienzo nuestra feria taurina y así  poder asistir y disfrutar del que va a ser sin duda alguna el cartel más interesante y atractivo del abono, el mano a mano entre los dos matadores de toros más punteros y de mayor rivalidad  de nuestra localidad: Ruiz Manuel y Torres Jerez. 

Un cartel que tiene que demostrar que la afición almeriense se vuelca  por completo para arropar a sus  matadores y acude a los compromisos importantes cuando se le reclama. 

Este año la empresa nos ha colocado en bandeja una de nuestras principales exigencias a la hora de confeccionar el abono de la feria, ver a nuestros principales matadores anunciados en ella, ya que han sido algunos años de críticas sobre este tema y al final se ha conseguido, hecho que se agradece.

Además el festejo viene rodeado de ciertos matices que hacen que ningún aficionado no tenga excusa de poder asistir. Por un lado los precios de las localidades, unos precios asequibles a todos los bolsillos, económicos  y que debe incentivar aún más la afluencia de público a la plaza. Por otro lado el ganado elegido para la ocasión, la ganadería de Benjumea, la mejor presentada el año pasado y que además conto con toros de nota pero que sin duda alguna este año volverá a ser la corrida mejor presentada del abono. 

Así que si unimos todos estos ingredientes hacemos de esta fecha el 26 de Agosto clave para toda la afición de Almería, nos jugamos mucho, no hay excusas para no asistir, se acabaron las críticas y las exigencias ya que la empresa nos lo ha puesto todo en la mano y ocasiones como esta rara vez se volverán a repetir, salvo que nosotros respondamos y estemos a la altura de las circunstancias. Porqué no hay que olvidar un detalle muy importante y que no debemos dejar pasar por alto, la empresa lo ha puesto todo a nuestro favor y espera ese día una respuesta positiva de la afición que se refleje en los tendidos de la plaza de toros, porque en caso contrario, una entrada pobre, mediocre esa tarde, traerá consecuencias negativas para la afición de Almería ya que por un lado nuestras exigencias no serán atendidas en años sucesivos ya que si la empresa pone todo de su parte y no respondemos, la empresa nos volverá la espalda, y por otro lado, la sombra del recorte de festejos puede que vuelva a nuestra feria y se convierta en años sucesivos por no decir el año que viene, en dos festejos con figuras y una de rejones.

Por lo tanto, no cabe  decir, que de nosotros, de la afición almeriense, depende que el festejo sea un éxito en taquilla, ya que en el ruedo se encargaran los matadores a poco que el ganado ayude. De nada sirve dárselas de buen aficionado en las barras de los bares y en corrillos,  tenemos un cartel de lujo de nuestra tierra y debemos de volcarnos en él, estamos obligados, en arropar a nuestros matadores y demostrar que la afición de Almería no cabe en un autobús. 

José Picón Salvador