domingo, 13 de septiembre de 2015

Cabrera y Roldán se miden en Jérez del Marquesado

 

En la feria de Jérez del Marquesado se veían las caras los dos novilleros más destacados de Almería de la última generación de aspirantes a figuras del toreo. Jose Cabrera y Sergio Roldán se medían las fuerzas con un encierro de Soto de la Fuente, procedencia Albaserrada, con las talanqueras de Jérez como testigos.

Cabrera llegaba con sus flamantes nuevos apoderados, Álvaro Gómez y José Francisco Bernal. Más templado y más sereno parece que el cambio a utreros ha enriquecido su tauromaquia alegre basada en sus facultades fisicas para aportar mayor dosis de calidad a su muleta.

Destaco en su segundo oponente, un novillo con una embestida pronta y alegre, con ritmo y transmisión, humillación y clase, para mi un toro de vacas que entendió José Cabrera con largas series en redondo y circulares completos, naturales e invertidos, antes de marrar infinitamente con el verduguillo. Saldo su actuación con una oreja.




 
Sergio Roldán tuvo peor suerte en el papelito de fumar. Especialmente con su segundo novillo, que pasaba a regañadientes, con la cara alta y pensando en la excusa para no embestir en el siguiente. Oficio y quietud, toques firmes y ninguna duda para desengañar al eral fue la fórmula empleada para cimentar una faena de mérito. Roldán dejo patente el momento de seguridad que atraviesa y tras manejar mal los aceros cortó una oreja a cada uno de su lote, suficiente para salir en hombros.