sábado, 2 de enero de 2016

Dos almerienses entran en la Directiva de ANPTE


En los últimos días del año, la Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros de España (ANPTE) se reunió en Sevilla con la intención de crear dos nuevos gabinetes que tendrán la función de auxiliar a la Junta Directiva Nacional en el ejercicio de sus competencias. Esta asociación agrupa a los presidentes de plazas españolas en el ejercicio de sus funciones así como a técnicos expertos en Dirección de Espectáculos Taurinos, titulados por la Universidad a Distancia (UNED), para valorar periodicamente  la situación profesional de los presidentes y mejorar la funcionalidad del espectáculo. Cada uno de los gabinetes contará con un coordinador que pasará a formar parte del Comité Ejecutivo.

En este contexto, el presidente de la plaza de toros de Almería, Benjamin Hernández Montanari, será coordinador del Gabinete de Comunicación, encargándose desde este momento de la organización interna de su departamento, correspondiendole la compleja tarea de proyectar la imagen de la Asociación tanto a los aficionados como al público en general. Para ello deberá dirigir las propuestas y encauzar las discrepancias de la Asociación, atender las peticiones de asesoramiento de la Directiva Nacional, así como la comunicación permanente y representación externa y portavocía del ente. Con esto, Benjamin Hernández pasará a ser una de las cabezas visibles de ANPTE.

Pero no solo el actual presidente del coso almeriense pasa a ostentar un importante cargo en la Asociación. El conocido aficionado Juan Manuel Pérez Alarcón, almeriense afincado en la capital andaluza, también tendrá a su cargo una de las gestiones más comprometidas de la entidad. 

Pérez Alarcón pasará a ser coordinador del Gabinete Juridico, responsable de ostentar la defensa de la Asociación ante las administraciones y otras instituciones públicas o privadas.

Junto a este fin primordial, a Pérez Alarcón le corresponde la dirección efectiva en las tareas que desde la Dirección Ejecutiva sean encomendadas a su área de responsabilidad así como atender las peticiones de asesoramiento  que otras instancias de la entidad le dirijan.

En los tiempos de ataques indiscriminados que sufre la tauromaquia, tanto la comunicación como la defensa jurídica son áreas de vital importancia necesarias en ANPTE.