lunes, 11 de abril de 2016

Adolfo Martín deja su sello en Almería


Adolfo Martín estuvo en Almería para cumplir con una agenda cargada de actos. Por la mañana inauguró el salón principal de la taberna ENTREFINOS que gerenta el excelente aficionado Paco Morales. Luego, por la tarde estuvo en la presentación del libro de Antonio Berenguel Miras.

La Voz de Almería lo contó así:

"En Almería me siento querido, y además soy incapaz de devolver todas las muestras de cariño sincero que recibo, voy siempre a remolque devolviendo las muestras de afecto”. Con estas palabras emocionadas se despidió de Almería el ganadero Adolfo Martín Escudero,  después de pasar un día con  sus amigos de ATA (Amigos Taurinos de Almería). 

La jornada comenzó con un homenaje  en el restaurante Entrefinos, que gestiona el excelente aficionado Francisco Morales, y que ha bautizado el salón principal como ‘Salón Adolfo Martín’  y en esta ocasión ha sido el propio ganadero el encargado de descubrir la inscripción, que se completaba con el hierro de su casa y dos imágenes de dos imponentes toros cárdenos marca de la casa. En este homenaje participó también el eterno futbolista de la Unión Deportiva Almería Fernando Soriano, que aunque reconoció no ser un gran entendido del arte taurómaco si siente el respeto y la admiración hacia los toreros que ponen su vida en el ruedo. Al futbolista se le entregó un ‘pin’ en reconocimiento a tantos años de entrega y sacrificio en la ciudad almeriense. 

Unas horas más tarde, y caída ya la noche, en un tono más formal la comitiva se trasladó junto con el ganadero a la sala noble del Circulo Mercantil donde se presentaba una nueva obra dedicada a su ganadería. Los Adolfos, que se titula el libro, es del almeriense Antonio Berenguel Miras, un experto sobre los toros que pastan en la dehesa cacereña de  ‘Los Alijares’. No es la primera obra que dedica la afamada ganadería, sin ir mas lejos el año pasado vió la luz un primer libro dedicado a la ganadería extremeña.

Allí, Adolfo Martín habló de su ganadería y de la forma de trabajar. Desde sus orígenes la dinastía de ganaderos de Escudero Calvo han estado muy implicados en la gestión de su ganadería, ‘el campo es muy duro, da muchas satisfacciones pero también muchos disgustos. Mi hijo y yo estamos siempre allí, al pie del cañón, no somos ganaderos que vayamos al campo una o dos veces al mes, vivimos allí’.  

La dehesa los Alijares donde pastan los toros de Adolfo Martín  es un tesoro natural, de encinas mayoritariamente, con pasto natural durante prácticamente todo el año, y donde nacen algunos de los toros más bravos de los que se torearán durante la temporada.

Las fotos son de Baltasar Gálvez.