miércoles, 20 de abril de 2016

Amigos Taurinos de Almería cenarán con Joselito por sus 30 años de alternativa


Publicaba en su edición del lunes La Voz de Almería:

Fundamental en el toreo del siglo XX fue, sin lugar a dudas, la Escuela Taurina de Madrid. En ella se curtió una enorme generación de toreros, que siendo niños con un anhelo común dieron forma a la mayor escuela de profesionales del toro, en cantidad y en calidad. Tanto es así que el cine se fijó en tan variopinta generación, y el director Teo Escamilla grabó una pelicula documental que recoge de forma magistral el espíritu de aquella generación.

De la Escuela de Madrid surgieron un sinfín de grandes profesionales como José Antonio Carretero, Vicente Yesteras, Rafael Perea Boni.... pero si hubo dos grandes figuras del toreo fueron sin duda el malogrado José Cubero, y el diestro José Miguel Arroyo, Joselito.

Precisamente Joselito será el futuro invitado por los Amigos Taurinos de Almería (ATA) para que protagonice uno de los numerosos actos culturales que organizan con gran afluencia de público, dicho sea de paso, la Asociación que preside con gran acierto el conocido aficionado Antonio Berenguel Miras.

Con este coloquio, se trata de homenajear los treinta años de alternativa que cumple en la presente campaña el diestro madrileño, que tras una campaña novilleril en la que llamó la atención de los más puristas aficionados por la verdad de sus cites y la pureza de su toreo, se doctoró en la plaza de toros de la malagueta en el mes de abril de 1986, cuando estoqueó dos toros de la ganadería de Carlos Núñez, siendo el de la ceremonia ‘Correvias’, en una tarde en la que hizo el paseíllo escoltado por el albaceteño Dámaso González y el extremeño Juan Mora.

La trayectoria de Joselito ha sido un eterno homenaje a la pureza en el toreo, dejando tardes para la historia como la beneficencia del 93, la tarde del dos de mayo del 96, la Puerta del Principe del 97 o la inolvidable faena a Cantaor, del Márques de Domecq, en Almería, en la feria de la Virgen del Mar del año 2000, al que le cortó dos orejas en una sinfonía de toreo grande. También, como ocurre a todos los artistas, hubo sombras en su carrera, como aquella despedida triste de Sevilla o la terrible cornada del toro ‘Limonero’, de Peñajara, que cerca estuvo de costarle la vida.

Joselito es un torero poco dado a los actos sociales, pero en Almería podremos disfrutar de sus palabras, gracias a las gestiones realizadas por ATA y a la ayuda del cirujano Román Sorando, amigo del diestro y que lo ha intervenido en algunas ocasiones, que será el encargado de acompañar en la mesa al propio torero.

Tendremos la oportunidad de disfrutar de este interesante coloquio el día 22 de abril a las 21 horas en el Salón noble Circulo Mercantil.