sábado, 9 de julio de 2016

Reflexión sobre la feria (por José Picón)


* La opinión de los aficionados es de ellos y la Carioca no se hace responsable ni tiene por qué estar de acuerdo.

Nos hace llegar un mail nuestro amigo José Picón con su particular reflexión sobre los carteles presentados por la empresa Chopera en Almería:

"La feria taurina de la Virgen del Mar 2016, sin ser una feria redonda y rematada por las ausencias de Manzanares, triunfador de la Beneficencia, David Mora,  triunfador de San Isidro y Morante, un pilar importante en esta  feria durante muchos años, si se puede decir que es una feria con cierto interés ya que este año la empresa, aparte de lo que nos tiene acostumbrado hay que sumarle jóvenes matadores que andan por las ferias de máximo nivel y lo más importante de todo,  ha  tenido el detalle de aceptar algunas de las reivindicaciones  de la afición, hecho que sin duda alguna se agradece.


Dichas reivindicaciones  se podrían resumir en tres hechos muy significativos:
-Eliminación del festejo de rejones siendo sustituida por un festejo mixto.
-Variedad de encastes, incluyendo en el abono una corrida con el hierro de Victorino Martin.
-Justicia con los matador/es de la tierra que se hayan  ganado el puesto gracias a sus triunfos en años anteriores. En este caso la inclusión de Torres Jerez es de lo más acertada.
A todo esto también hay que añadir, otro detalle a favor de la empresa, la ausencia de matadores de los llamados mediáticos, que perfectamente se les podía  haber incluido a sabiendas que aportarían más beneficios en taquilla que algunos de los matadores anunciados.
Con todo esto, no cabe duda que la empresa muchas veces criticada,  este año ha puesto en manos de la afición parte de lo que se ha exigido, así que no queda aparentemente ninguna limitación en acercarse a la taquilla este año ( siempre y cuando los precios acompañen), ya que la afición se juega mucho y podría perder todo lo conseguido este año, por ejemplo una entrada floja el día de Victorino podría dar al traste una corrida de corte torista para el año que viene.
No obstante aún le queda una asignatura pendiente a la empresa con la afición, la presentación y juego del ganado, concretamente la presentación, ya que el año pasado salvo un festejo, el resto fue  horrible y muy por debajo de lo que se merece esta feria, plaza de segunda categoría.
Y para terminar, otro tema importante y que no se debería dejar pasar por alto es  la novillada picada, otro año más ausente en el abono, pero que para posteriores ediciones se debería tener en cuenta, como siempre ha sido en el abono almeriense, con la inclusión de novilleros de la tierra".
* Por José Picón