domingo, 14 de agosto de 2016

Jesús de Almería, uno de los protagonistas del mes de agosto


El torero Jesús de Almería se ha convertido en uno de los protagonistas del mes de agosto, en primer lugar por unas controvertidas declaraciones hacia la empresa que gestiona la plaza de toros de Almería, casa Chopera, y en segundo lugar por entrar por vía de la sustitución en la feria de Berja.

Comenzando por lo más reciente, el festejo celebrado en Berja con ocasión de sus fiestas patronales, LA VOZ DE ALMERÍA, publicaba la siguiente crónica del festejo:

"El pasado sábado la feria de Berja volvió a vivir una jornada de alta intensidad taurina, llenando al completo los tendidos y colgando el cartel de ‘no hay billetes’ que se ha hecho tan habitual desde que el almeriense José Olivencia se hizo cargo de la gestión del coso virgitano.

Se lidió un corridón de toros de Núñez de Tarifa, o lo que es lo mismo, de Benjumea, con cara y remate. Una corrida que pasaría sin ningún problema por cosos de muchas plazas de otra categoría administrativa. Para rejones se lidiaron dos toros de la ganadería portuguesa de Passanha.

Jesús de Almería, que sustituía a Torres Jerez, se llevó el peor lote. Su primero, un precioso burraco botinero dejó las fuerzas en un largo puyazo y en un fatídico tercio de banderillas solventado con hombría por Antonio Olivencia. Con la muleta Jesús de Almería hizo un esfuerzo sincero con un toro que pesaba mucho en la muleta, al que había que llegarle mucho y aguantar las embestidas con las zapatillas hundidas en el albero. Un toro muy tardo y un torero que le hizo las cosas bien, y que estuvo muy por encima del animal. Una estocada levemente tendida le valió una oreja. El segundo de su lote se fue al relance al caballo que derribó con estrépito y a partir de ahí complicó su embestida. Sacó a relucir su mansedumbre y se aculó en tablas. Se eternizó la lidia en banderillas  y se quedó el toro en su querencia esperando al matador. Nada pudo hace Jesús más que matarlo con solvencia".

Las imágenes del festejo son las que siguen:














Respecto a las declaraciones del torero, recogidas en LA VOZ y que ahora reproducimos, son:

Los carteles otra vez en la calle, y tu nombre no figura, ¿decepcionado?

Mucho. Almería es una plaza torerista, y por eso están las figuras y toreros que merecen estar, pero también hay toreros que han toreado muchos años y no siempre han dado motivos, incluso el caso de Román no creo que sea más justo que el mio, después de tantos años de lucha merezco un mínimo de respeto.

¿Por ser algo que no es nuevo duele menos?

No, cada día duele más. Se van minando las fuerzas, ves la decepción en la gente que me apoya y me sigue... este año además he superado una etapa difícil, he vuelto a torear tras varios años, he estado en Almería en el festival de marzo, todo esto hace que la ilusión crezca y de nuevo verme fuera de la feria duele mucho. Año tras año Almería vive una dictadura con una plaza privada y una empresa que conmigo hacen una injusticia muy grande.

Retomemos, tras varios años en el dique seco por fin el año pasado toreas en Vera ¿saliste reforzado de aquella feria?

Salí reforzado moralmente. Di una buena dimensión, me llevé el trofeo a la mejor faena, y se vió a un torero con poso y con condiciones para poder estar en las ferias.

¿La preparación de este invierno ha sido distinta a la de otros años, al menos en ilusión?

Con mucha ilusión, he hecho un poco más de campo y sobre todo ha servido para que se abran los ojos. Antes Jesús Almería parecía que no contaba, ahora, después de Vera y del festival de Almería yo me siento más fuerte y la gente ya sabe que son tres los toreros de Almería en activo. De mis compañeros alguno ha toreado muchos años, días mejores y días peores, como es la carrera de un torero, y se puede hacer un balance, pero no es mi caso, la última vez que toree en la feria di una buena imagen, corté una oreja, y no se me ha vuelto a hacer justicia. No se me ha dado oportunidades y la que se me dió la aproveché.

Surge el festival de Marzo. Volviste a Almería in extremis, ¿cómo fue el reencuentro con la afición?

Muy bueno. Sorprendido porque noto que Almería me quiere. Lo que pasa es que Almería no es afición de pelear, permite lo que se está haciendo conmigo. Solo un torero ha tenido mucho sitio en Almería, pero hay casos de especial injusticia, uno es el mio y otro es el de López Usero.

Tras la feria de Vera y el festival ¿te veías anunciado en Almería?

Es dificil, yo he entrenado y me he  mentalizado para estar. Yo hablé con la empresa y me dijo que me tendrían en cuenta, pero era complicado.

La empresa ha comentado alguna vez, que lo ideal para entrar en la capital es torear primero en las plazas de la provincia ¿estas de acuerdo?

Hay otras plazas que no cuentan con toreros locales, es cierto, pero ahora han salido los carteles de Almería,  y la última vez que estuve corté una oreja. Es verdad que vienen las figuras pero hay más puestos  y, además, yo soy de Almería.

¿Cómo se presenta la temporada?

Barajando la posibilidad de ir a América. Podiamos ir en agosto pero hemos esperado a Almería y Madrid