domingo, 25 de septiembre de 2016

Los toros: espectáculo de masas en Almería


Según información publicada en La Voz de Almería:

"La tauromaquia fue la primera manifestación de masas de España. Hablamos del siglo XVIII, cuando corría de boca en boca las azañas de Costillares, Pepe HIllo, Pedro Romero y luego Paquiro. En el siglo XIX la naciente industria ferroviaria favoreció la locura tauromaca y las ciudades enardecían cuando se anunciaban en sus plazas Lagartijo o Frascuelo. O Guerrita. O los más grandes, Gallito y Belmonte. Nunca más se vivió locura similar.

Almería no fue ajena a esta tendencia, y cuando se quedó pequeña la plaza consistorial se construyó una plaza de toros en la calle murcia, a la que se llamó el coso de Belén, por estar la puerta grande orientada hacía la rambla de Belén, pero la demanda de toros era tan gande que en apenas un año hubo de someterse a obras para doblar su capacidad.  Aún así la plaza se quedó pequeña para la urbe, y unos años después se contruyó la actual plaza de toros.

Pasados los años todo sigue igual, y Almería sigue siendo una provincia con gran afición y una buena demanda de espectáculos taurinos, según los datos revelados por la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

La citada consejería registró en el año 2015 un total de 23 espectáculos taurinos en la provincia, en los que se vendieron un total de 63.415 entradas, no se contabilizan por tanto los pases de favor tan habituales en el mundo taurino.

Respecto al público, las cifras más altas corresponden a los espectadores de las corridas de toros, que suman un total de 46.389 personas. Un total de 6.525 espectadores asistieron a rejoneo con toros; 2.892 personas, a festejos populares y 1.734 aficionados participaron en los de rejoneo con novillos.

Durante el mismo año se incoaron un total de cinco expedientes sancionadores por incumplir la normativa reguladora de estos espectáculos en la provincia, de los cuales 3 han sido por infracciones leves y 2 por infracciones graves. No se dieron casos muy graves durante 2015, siendo  las infracciones graves más frecuentes aquellas relacionadas con la intervención de profesionales taurinos no anunciados o alteración injustificada y sin aviso del cartel".

Mejores previsiones en 2016

Superados -parece- los peores años de la crisis económica que ha podido con casi todo en este país, se aprecia claramente la evolución positiva también en el ámbito taurino. Si el pasado año ya crecía el número de espectáculos a nivel nacional, este año se aprecia un aumento en el número de aficionados tanto a nivel nacional como provincial. Los dos casos más evidentes son Roquetas, donde por primera vez se han colgado dos carteles consecutivos de ‘no hay billetes’ y Almería, donde este año ha registrado dos buenas entrada que superaron los tres cuartos del aforo