martes, 15 de noviembre de 2016

Alianza Chopera - Bailleres (por José Picón)


La nueva alianza de la Casa Chopera con el mexicano Bailleres se podría  calificar como una  incertidumbre,  ya que sería arriesgado o precipitado decir que esta unión  nos conviene y saldremos  ganando o por el contrario será  la puntilla definitiva para nuestra plaza.

El papel del fundamental y prioritario del señor Bailleres en esta unión será sin duda alguna la aportación económica, aspecto positivo para solucionar algún que otro problema de nuestra feria siempre y cuando se pensara en el beneficio del aficionado,  pero no hay que olvidar que en nuestra plaza existen problemas que el dinero no los soluciona, ya que trabajar duro y con ganas en beneficio del aficionado no se soluciona con dinero.

Este capital ayudaría a retomar la inclusión de la novillada picada en el abono, mejorar la política de precios o bien trabajar en una buena campaña de publicidad para atraer público a la feria principalmente, ya que además echaría un cable a una confección de carteles de mejor calidad aunque en este punto si echamos una mirada a la feria pasada  se puede observar que la Casa Chopera en solitario ha conseguido subir la presentación del ganado, salvo el garbanzo negro de Daniel Ruiz, se han abierto los encastes incluyendo una corrida de las denominadas duras con muy buen resultado  e incluyendo caras nuevas junto a las habituales figuras, eso sí, falto algún que otro nombre de peso pero en líneas generales fue una feria que podría considerarse con un aprobado junto a la respuesta de público, también aceptable visto el panorama a nivel de plazas de segunda.

Con todo esto surge la incertidumbre de si la unión va a garantizar como mínimo lo conseguido hasta la feria pasada o sin embargo vamos a volver a hundirnos. Debería la unión garantizar al menos lo conseguido y de ahí para arriba nunca para abajo. Con esto en ningún caso pretendo estar a favor de la Casa Chopera en solitario tantas veces criticada pero ahí están los hechos ya que del señor Bailleres de lo poco que se sabe no es muy alentador lo que se pueda  esperar.

También hay que tener en cuenta, aunque sea en otro plano más secundario, los matadores que lleva esta poderosa casa mexicana serian como no,  nombres fijos en el abono, aparte de la ganadería y el acercamiento a nuestra plaza del mexicano  por lo que pudiera suceder en un futuro.

De todo lo expuesto solo cabe tener paciencia y esperar a que llegue el mes de Agosto y a ver qué ocurre aunque supongo que más de uno estaremos con la mosca detrás de la oreja.

José Picón