viernes, 28 de abril de 2017

La cultura y la literatura se juntan con Andres Amorós



Volvió a quedarse pequeña, una vez más, la sala noble del Circulo Mercantil para acoger el último acto organizaod por la asociación Amigos Taurinos de Almería (ATA).

Se trataba de la V edición de la distinción Relampaguito, organizado por ATA. En esta ocasión Rocio Berenguel presentó un acto que contaba con la presencia de Andrés Amorós, doctor en filología romanica y Catedrático de literatura española. 

La ponencia giraba en torno a la figura de Marcial Lalanda, destacado torero de la edad de plata del toreo, que abarca desde la muerte de Joselito en Talavera hasta la de Manolete en Linares. Se da la circunstancia de que Lalanda fue amigo personal de Amorós durante décadas.

Una emocionada Rocio Berenguel presentó el acto, y con él a Matías García Fernández, director del servicio universitario de empleo de la UAL, que fue a su vez en el encargado de presentar a Andrés Amorós.

Amorós, autor de más de una veintena de libros taurinos, haciendo gala de una sensibilidad exquisita, comenzó acordándose de Almería, de su Virgen del Mar, de su sol, de su luz, y del caracter alegre y afable de sus moradores.

Entrado ya en materia Amorós contó su relación con Amorós, detalló su tauromaquia y deslizó con sutileza hermosas anécdotas del torero, que una vez retirado se alejó por completo de la profesión, buscando que ninguno de sus ocho hijos decidiera pasar por la dureza de la profesión taurina.

Finalizado el acto Francisco Morales ofreció una cena para los asistentes.