sábado, 27 de mayo de 2017

Alvaro Sánchez se impone en Abrucena





Publicaba LA VOZ DE ALMERÍA:

Más de tres cuartos del aforo que arroja la plaza portatil que se instaló el sábado en la localidad de Abrucena se cubrieron de público para ver el mano a mano entre Álvaro Sánchez (E.T. Guadalajara) y Alfonso Ortíz (Fundación El Juli), con novillos de Ana Romero, en tarde muy marcada por el fuerte viento que se dejó notar durante todo el festejo.

Los de Santa Coloma con opciones, los dos primeros con tendencia a apretar hacía las tablas, lo que se agudizó por los terrenos que, por causa del viento, eligieron los novilleros. El que hizo tercero fue un novillo bajo, cárdeno claro, cornidelantero, cumpliendo con todo lo que debe cumplir en su fenotipo un toro de Santa Coloma, que fue bravo, con fijeza, cogiendo los trastos por abajo... un novillo sensacional, al que se le dió una merecida vuelta al ruedo en el arrastre. Novillos como ese, marcado con el número 37 hacen afición.

El mejor lote se lo llevó Álvaro Sánchez, que destacó en el segundo tercio, cuadrando los pares de banderillas en la cara de sus dos oponenetes.

Con la muleta, sánchez tardó en entender al primer novillo que requería venir a los trastos enganchado desde antes del embroque, con su segundo, ese 37, se abandonó y logró torear con desmayo, especialmente en los circulares con los que terminó la faena, antes de unos ayudados por alto y cortar, un total, de tres orejas y un rabo.

Desde la Fundación de El Juli venía Alfonso Ortíz que lidió el peor novillo, segundo de la tarde, que manseó en banderillas y tuvo poca clase en la muleta. Su segundo oponente tuvo mejor condición, pidió las cosas por abajo y nunca tocar las telas. El novillero brindó esta segunda faena a la comisión taurina de Abrucena, y varios pinchazos provocaron que tan solo cortara una oreja a cada novilllo.