lunes, 29 de mayo de 2017

La Escuela Taurina se concentra en el campo


Todos los años, una de las actividades más esperadas por los alumnos de la Escuela Taurina que dirigen Ruiz Manuel y César López ‘El César’ es la convivencia que comparten alumnos y profesores en el campo bravo, empapándose de naturaleza, y descubriendo los secretos del hábitat del toro bravo.

El lugar elegido para el viaje fue las Navas de San Juan, en la provincia de Jaén, visitando las ganaderías de Ruiz Cánovas y Martín Carrasco, donde se han toreado un total de ocho becerras.

Durante la convivencia, los alumnos no solo torean y ponen en práctica lo que pueden aprender a diario en la Escuela, si no que observan el comportamiento del toro en la naturaleza, montan a caballo, hacen rutas de senderismo, aprenden a vestir el caballo de picar, estudian en aulas de formación sobre historia de la tauromaquia y, este año como novedad, hicieron la luna, en un homenaje a los maletillas del pasado siglo.

Este año, tanto esfuerzo ha serivdo para que siete jovencísimos alumnos -de doce años en adelante- puedan probar su valor y ponerse por primera vez delante de una becerra, viendose en algunos de ellos una torería innata. Con trabajo y constancia algunos de estos alumnos verán premiados sus esfuerzos aunque, sin olvidar la infinita dureza y dificultad de esta profesión taurina. Nombres como los de Juan Francisco, Quique, Blas, Manuel, Daniel, Emi  y Moisés son los nuevos nombres que se suman a los ya conocidos por todos los aficionados almerienses.

La cita más importante de la Escuela a corto plazo será el próximo día diez de junio, cuando uno de los más destacados alumnos, Juan Diego, haga el paseíllo en las novilladas que Canal Sur Televisión emite cada año, en este caso desde la plaza de toros de Roquetas de Mar con novillos de Apolinar Soriano.

Antes de esta convivencia, la Escuela Taurina acogio al fotografo y periodista danés Nikolai Linares, que se desplazó hasta la plaza de toros de la avenida de Vilches para encontrarse con unos aspirantes a toreros con los que grabar un reportaje para la marca mundial Sony.

El reportaje, que fue estrenado en Londres, muestra el día a día de nuestra escuela taurina, recogiendo en primera persona el esfuerzo de los alumnos, no solo en el entrenamiento diario, sino en su vida fuera de la plaza, su concentración, sus miedos, su ambición y sus supersticiones.

Sorprendió al fotografo no solo la madurez que muestran los aspirantes a pesar de su edad, sino la constancia y la vocación con la que afrontan su futuro, estando dispuestos a arriesgar sus vidas en la  búsqueda de su éxito.

Tuvo Nikolai la oportunidad de viajar al campo con los alumnos, a la ganadería de Los Chospes, donde no solo pudo fotografiar a los alumnos sino que tuvo la oportunidad de tomar la muleta y ponerse delante de una becerra, experimentando la emoción de sentir pasar un animal bravo junto a él. 

Confesaba Nikolai a Ruiz Manuel, director de la Escuela, que venía a España con absoluto desconocimiento del trabajo de una escuela taurina, incluso de la fiesta en sí, que más allá del mundialmente conocido encierro de San Fermín no traspasa las fronteras danesas, sin embargo se marcha de Almería con un profundo respeto por la tauromaquia y por los toreros.