martes, 11 de julio de 2017

¿Qué IVA pago para ir a los toros?


Como ya todos sabemos, en los últimos días del pasado mes se aprobó la bajada del IVA que gravaba los espectáculos taurinos. Con esta bajada se lograba lo que durante mucho tiempo se ha reclamado, la bajada del llamado IVA cultural para facilitar el acceso del público a los espectáculos culturales.

Pronto dió el paso al frente la plaza de toros de Santander anunciando que bajaba el precio de las entradas. Es decir, Santander ganaría lo mismo, pero bajaba el precio porque baja el IVA, ¿quien se beneficia? el público, claro.

Lamentablemente el resto de empresas siguen detrás del burladero, dejando el toro pasar, en perjuicio del público. En la presentación de la feria de Salamanca el empresario ha dicho algo así como que la bajada del IVA la invertirá en mejora de la calidad y apuesta por nuevos valores. Es de suponer que al finalizar la feria publicarán un balance con lo recaudado de más y cómo se ha invertido en mejora de la calidad del espectáculo taurino.

Este pasado lunes, LA VOZ DE ALMERÍA publicó una interesante entrevista redactada con el profesor de Derecho Tributario de la Universidad de Almería, que explica, con detalle, como se debe aplicar la reducción del IVA.

"A lo largo de los últimos meses, si no años, se ha librado una ardua batalla por la aplicación de lo que se vino a llamar el IVA cultural. Por fin, el pasado 27 de junio, junto a la Ley de Presupuestos Generales se publicó una reducción del IVA del 21% al 10% que afecta a todos los espectáculos en directo, es decir, teatro, conciertos, danza... y por supuesto a los espectáculos taurinos.

No tardó en plantearse entonces el siguiente problema: ¿qué ocurre con las ferias que anunciaron sus precios (al 21% de IVA) para corridas que se celebrarán estando ya en vigor la reducción? en Almería, sin ir más lejos, tenemos 3 ejemplos, Roquetas, Berja y Almería.

La respuesta a la cuestión la ofrece el profesor de Derecho Tributario de la Universidad de Almería y consultor Academico de Práctica Iuris S.L.  Ángel Fornieles Gil, que entrevistado para LA VOZ no duda en reconocer que ‘es una cuestión compleja, pues la regla general sería la aplicación del IVA vigente en el momento del espectáculo. Pero como suele ser habitual en este tipo de espectáculos, si existe una venta anticipada de entradas, en caso de pago anticipado se paga el IVA vigente en el día que se compra la entrada. Puede darse incluso un caso más extraño aún, si alguien pagara la mitad de la entrada o del abono antes de la entrada en vigor de la modificación del IVA, y la otra mitad el día de la corrida, por ejemplo, cada mitad llevaría un IVA distinto’.

Esta aplicación excepcional de la norma puede dar lugar a situaciones curiosas. ‘En este supuesto, puede darse el caso de que en Roquetas alguien compre una entrada al 21% y otra persona compre una entrada para la misma corrida al 10%, y no habría que devolver nada al primero’.

En Almería el caso sería diferente ya que si bien los precios se han anunciado antes de la entrada en vigor de la norma, las entradas comenzarán a venderse con posterioridad, por lo que ‘en este caso hay dos opciones, reducir el IVA y bajar el precio final de la entrada, con un ahorro para el espectador, o subir la base imponible del impuesto para que el precio sea el que ya estaba anunciado’.

En esta disyuntiva hay plazas que están actuando, como es el caso de Santander, que ha anunciado publicamente una reducción de entradas y abonos del 11%.

Prosigue el profesor Fornieles que ‘hay jurisprudencia del TJUE en un caso de permuta de un terreno por un piso futuro, que confirma la aplicación del IVA en el momento del pago, por lo que si las entradas aún no están vendidas será el 10, sino el 21%’