martes, 15 de agosto de 2017

Algo se muere en el alma...





Morante no vendrá a Almería, así lo explica La Voz de Almería:

Parecía una tarde normal, de esas que las cosas no ruedan. A Morante le pasa a veces, es un torero de inspiración y esta no puede llegar todos los días ni a todas horas. Juli se aseguraba la salida a hombros en el Puerto de Santa María y él no terminaba de acertar con nada. Pero nada más.
Al terminar la corrida, un Morante de la Puebla cansado, hastiado, se quejaba lastimosamente de su situación, y anunciaba, sin que nadie lo esperara, que se iba del toreo por tiempo indefinido. Cargaba las tintas sobre presidentes y veterinarios, que han hecho -dice- un toro muy grande para el toreo, que no puede embestir, y cansado, tiene que marcharse. Llama la atención que cargue contra el toro, que no es sino el de su apoderado. Se ha apuntado Morante a casi toda la camada de Zalduendo, y cuando no es el hierro de Bailleres, es cualquier otro elegido por él. No es el torero más indicado para quejarse del toro.
No es la primera vez que decide tomarse un respiro el torero de la Puebla del Río, y si este le sirve para cargar las pilas bienvenido sea, pues el toreo necesita de su arte y su toreo. Ahora la empresa de Oscar y Bailleres -apoderado de Morante- trabajan para encontrar un sustituto en una feria que desde su presentación ya ha visto la caída de una ganadería (Hnos. García Jiménez) y dos toreros (Manzanares y Morante) de difícil sustitución. Al otro lado del teléfono, además de las figuras del toreo, se encuentran diestros como Ruiz Manuel, Jesús de Almería o el propio Torres Jerez, que sorprendió el día 5 en Berja, cuajando el lote que le cayó en suerte. Toreros almerienses que junto a otras figuras estarían dispuestos a torear en su plaza.