domingo, 10 de diciembre de 2017

Tentadero y fin de curso en la Escuela Taurina


La pasada semana se celebró un tentadero fin de curso de la Escuela Taurina en un ambiente festivo con familiares y amigos y así lo contó LA VOZ DE ALMERÍA*:

*Nota: He intentado que en este resumen fotográfico aparezcan todos los alumnos, si por error falta alguno desde está página pido disculpas por la omisión involuntaria.

"Y con buena nota. Los alumnos de la Escuela Taurina de Almería han finalizado el curso 2017 con un tentadero en el que han puesto en práctica lo que han aprendido durante el ciclo que acaba, y cada uno de ellos ha solventado las dificultades que les ofrecían las añojas con buena nota. 

Para la ocasión la Escuela ha traído añojas de la ganadería jiennense de Martín Carrasco, que han colaborado con los aspirantes, con nobleza en su embestida, destacando la primera de ellas. Esta prueba se completará con otro examen teorico, en el que los alumnos pondrán a prueba sus conocimientos teoricos sobre la profesión a la que aspiran a dedicarse durante sus carreras.

Ejercieron de directores de lidia los alumnos más avanzados, Juan Diego y Jorge Martínez, que no han perdido ojo de lo que ocurría en el ruedo para ayudar  en todo lo posible a sus compañeros, escoltados por Jose Diego y Abraham. Tras ellos han saltado al ruedo los alumnos más jovenes: Alberto Moya, Juan Francisco, Enrique Calvo que destacó con el manejo del capote y con su desparpajo con la muleta, Emilio García, que también ha llamado la atención por su frescura y su facilidad con los trastos, Moises Heredia que se ponía por primera vez delante de una becerra, Pepe Rodríguez Heredia, Daniel González que también ha destacado y su nombre ha sonado entre la afición que observaba, Dennis Andrehuela, Francisco Lupión, Ernesto Pérez que también se ha puesto por primera vez ante un animal bravo, Blas Márquez hijo de un afamado banderillero de Almería del mismo nombre y Manuel Espinosa.

Durante toda la jornada ha destacado un ambiente de compañerismo entre todos los alumnos, que más allá de la competencía enarbolan la bandera de la amistad.

En la placita de tientas del Club Hipico Indaliano estaban arropando a los jovenes aspirantes algunos familiares de cada uno de los toreros y buena parte de los aficionados, destacando representantes de algunas de las peñas de la ciudad.   

Finaliza el curso, lo que no supone un parón en la actividad de la Escuela Taurina que dirigen Ruiz Manuel y César López ‘El César’, que reanudará las clases los lunes, miércoles y jueves del mes de enero, con matrículas abiertas para todos los jóvenes aficionados que quieran intentar el sueño de ser figura del toreo".