martes, 22 de mayo de 2018

Moreno Silva acerca Saltillo a la afición de Roquetas


La Peña Taurina de Roquetas de Mar continúa con su agenda cultural para acercar quienes son aficioandos, y a quienes aún no lo son, aspectos no tan conocidos de la tauromaquia, en esta ocasión a través de la ganadería.

El elegido fue el ganadero Joaquin Moreno de Silva, propietario de una de las calificadas como ganaderías duras, que tanto gustan a una parte de los aficionados, que buscan un toro con emoción y casta, y de la que tanto huyen las figuras del troeo.

Tras una detallada y precisa presentación por parte del presentador y moderador del acto, Emilio Lentisco, que trajo la ganadería desde sus orígnes hasta que cae en manos del ganadero invitado, tomó la palabra el propio homenajeado para departir sobre su parecer ganadero y el de su familia, emparentada, por cierto, con Eduardo Miura Fernández.

El ganadero, Joaquin Moreno de Silva, reconoce que ha logrado lo que más ilusión le hacía, que no ha sido otra cosa que volver a juntar en una ganadería los cuatro hierros que dividió su abuelo, y todo bajo la divisa de Saltillo.

Reconoce Moreno de Silva que el mejor ganadero de la historia se llama Victorino Martín y se declara favorable a enfundar los toros en el campo, porque con ese sistema ha logrado que todos los años se le maten, por peleas entre los toros, tres o cuatro de cada camada.

Destacó la casta y la raza que quiere imprimir a sus toros, y confirmó que este año pisará tres veces -dos corridas y una novillada- Las Ventas, y ojo al número 9 de esta camada, que llevará por nombre el temible Cazarratas.