sábado, 7 de julio de 2018

Examen en la Maestranza (I): el Hotel Colón


Antes del festejo, los toreros se citan con sus miedos en el Hotel Colón, desde el que se ve la Giralda orgullosa presidiendo el cielo sevillano.

Ver toros en la Maestranza es un privilegio. En Sevilla lo llaman sevillanía, pero en realidad es un inmenso amor a su ciudad. El caso es que los sevillanos saben como nadie cuidar sus costumbres, sus tradiciones y sus calles y sus río. No hay detalle que pase desapercibido para Sevilla. Durante todo el festejo el albero está perfectamente allanado en círculos simétricos, porque los areneros desfilan con sus rastrillos alineados como armaos macarenos, para que todo sea perfecto. La banda del Maestro Tejera roza la perfección en cada nota de cielo andaluz, chiclanera o Dávila Miura. Hasta el capellán de la Maestranza saluda uno por uno a los novilleros en las puertas de una capilla más cercana a una catedral que a otra cosa... lo llaman sevillanía pero es amor.    

En este marco hizo el paseíllo el alumno de la Escuela Taurina de Almería Jorge Martínez el pasado jueves. En una primera galería vamos a colgar las fotos, desde el comienzo del ritual de vestirse de torero, hasta que comienza el paseíllo. 

Para ver el resto de fotos, o leer la crónica, puede, o adquirir mañana domingo 8 de julio La Voz de Almería, o tener paciencia, y proximamente se publicarán en LA CARIOCA.