viernes, 13 de julio de 2018

Presentada la feria de Almería



Ha tardado mucho en desvelarse el secreto mejor guardado de la feria, pero ahora ya sabemos que la Casa Chopera mantiene el formato con cuatro festejos, sustituyendo la novillada por una corrida de rejones en la que Pablo Hermoso de Mendoza presentará en Almería a su vástago, que tendrá que justificar su inclusión en el abono almeriense con un bagaje tan escaso.

Hay algo que destaca por encima de todo para la afición almeriense, que será la despedida, que no la retirada, de Ruiz Manuel, que ha confesado que se anuncia a petición propia por él y por su gente, para cerrar un ciclo, que puede ser o no definitivo. El diestro ha reconocido que 'hoy piensa así y dentro de un tiempo no se sabe, porque los toreros somos así y nos dejamos llevar por nuestros instintos y sensaciones'. Han sido veintitres paseíllos, dos como novillero y veintiuno como matador, será una gran oportunidad para rendir homenaje al matador almeriense.

Respecto a las figuras destaca la incorporación de Morante de la Puebla, que está firmando una campaña muy exclusiva con pocos contratos y que hará una parada en Almería. Junto a él uno de los triunfadores de Madrid, Alejandro Talavante, que fue ausencia la pasada feria y vuelve a nuestro abono.

Enrique Ponce también se dejará ver por Almería en el mes de agosto. Probablemente sea el torero más querido y más esperado de la afición de la avenida de Vilches, y ha confesado en varias ocasiones que Almería es una de las plazas en las que se siente como en casa. Hará el paseíllo con el juli, otro torero de muchos quilates que se mueve motivada por un infinito afán de superación. Su ambición y su afición son dignos de reconocimiento. 

Completan el cartel toreros que cada día son más realidad y menos promesa como Roca Rey y Marín, y junto a ellos Curro Díaz, que viene a defender su capote de paseo, vigente triunfador y Joselito Adame.

En el aspecto de las ausencias, echamos de menos una novillada con picadores, ahora que se quedan sentados dos novilleros con picadores en nuestra ciudad, y una ganadería de corte torista. Respecto a los matadores que se quedan fuera, podrían recordarse a varios (porque todos no caben en el abono, claro), pero los almerienses recordamos a Jesús Almería y Torres Jerez.

El empresario, Oscar Martínez, ha confesado durante la presentación que la feria de Almería está confeccionada con ilusión y ‘va a ser un pedazo de feria y nos vamos a divertir’. Ciertamente creo que es una feria con dos carteles muy muy rematados, con un correcto equilibrio entre figuras consagradas y toreros jovenes, y un cartel de perfil más bajo, pero con el gran estímulo sentimental de despedir al diestro de Almería Ruiz Manuel. Por supuesto ningún aficionado debe faltar a la cita, y recordar, que si así lo deciden, la salida a hombros puede ser un reconocimiento a toda una carrera.

El día 26 habrá una clase práctica con alumnos de varias escuelas, también de Almería. Cada cual juzgue la feria. Para la tertulia la carioca, la nota es alta.

Cabe destacar la belleza del cartel de la feria.