miércoles, 15 de agosto de 2018

Castella pincha la mejor faena de Berja


Publicaba LA VOZ DE ALMERÍA:

Un año más Berja se ha convertido por un día en la capital de la tauromaquia en nuestra provincia de la mano del matador de toros y empresario almeriense José Olivencia. Los tendidos de su plaza se han vuelto a llenar hasta colgar el ‘no hay billetes’ en una tarde calurosísima con un público amable, festivo y dispuesto a pasárselo bien.

Se lidiaron toros de Bohórquez para rejones, desiguales de hechuras y parados, sin casta en su comportamiento. Los cuatro toros de lidia ordinaria fueron de El Torero, de más que aceptable presentación, complicado por embestir por dentro el primero, segundo y tercero manejables y manso y sin fijeza ninguna el que cerró plaza.

David Fandila El Fandi no se confió con su primero, al que recibió vistoso y variado de capa. Con la muleta el toro no fue fácil, embistiendo por dentro en los trastros muleta del granadino, siendo igual de cierto que el torero no se puso de verdad ni paró los pies un instante. Con su segundo, tras un quite por lopecinas, comenzó la faena de rodillas saliendose con el toro a los medios, donde estructuró una faena alegre, con vistosos desplantes y abaniqueos, por la que cortó una oreja con petición de la segunda.

El triunfador artístico fue Sebastián Castella, que sorteó además el mejor toro de la tarde, al que entendió y toreó por ambos pitones. El comienzo por estatuarios, rematado con un pase del desdén y varias trincherillas. Las series posteriores fueron reunidas y con gusto y habría desorejado al toro si no hubiera marrado repetidamente con los aceros. Se segundo fue un manso que no le dió ninguna opción y tuvo que abreviar el torero, tras doblarse y dominarlo, finiquitando su actuación.

La amazona Lea Vicens lidió un lote con pocas opciones y tan solo pudo cortar una oreja al segundo de su lote. Al final todos salieron a pie.