lunes, 10 de septiembre de 2018

Jorge Martínez herido leve y pasa a la final de Salamanca


Respecto a la última hora de la actualidad de Jorge Martínez y la Escuela Taurina de Almería, publicaba ayer LA VOZ DE ALMERÍA:

La temporada del alumno almeriense Jorge Martínez está siendo para enmarcar y conservar en la Escuela Taurina. Triunfador en el certamen del Esparrago de Oro de San Adrían, finalista en Málaga o Gor, actuaciones destacadas en plazas tan importantes como Sevilla o Castellón, y un sinfín de festejos de menor entidad, siempre saldados con triunfos. Todo esto ha creado entorno al novillero un aura de espectación a la que el joven ha respondido con triunfos.

Disputaba el sábado la semifinal del certamen de novilladas de Salamanca, con novillos de Espioja. Salió encastado el que correspondió a Martínez, en una faena marcada por la fuerte viento que no dejó manejar las telas.

El novillo nunca quiso entregarse, fuerte y astifino, con un pitón izquierdo por el que no llegaba a pasar sabiendo que cada vez que lo citaba el novillero algo dejaba atrás. 

Así fue, que en un pase de pecho prendió al alumno almeriense de la ingle, elevádolo y dejándolo colgado unos interminables segundos. Toda la plaza se dió cuenta de la gravedad del percance. Siguió toreando a pesar de la herida por el pitón derecho, el más potable del astado, arrancando con valor tandas de enorme valor y mérito.

Unos doblones por bajo sirvieron para cuadrar al novillo que acabó la faena sin recorrido, mirón y peligroso. Un espadazo lo tiró patas arriba y el público le premió con una oreja antes de pasar a la enfermería.

Al pasar al quirofano se le atendió, según el parte médico de ‘herida por asta de toro de región inguinal derecha que interesa piel y tejido celular subcutaneo’, se le trató con drenaje de Friedrich, sutura y drenaje de penros’. Se le dieron diez puntos y se dejó el drenaje.

A la vez conocía que estaba clasificado para la final que se disputará mañana martes.

Ayer domingo, a pesar de la herida, hizo el paseíllo en la plaza de toros de Morata de Tajuña, para lidiar novillos de la Interrogación, procedencia Santa Coloma. 

La mala suerte quiso que con el capote, nada más ponerse delante de su primer oponente fue cogido de forma tremenda por el mismo sitio en el que fue herido el día anterior. La cogida hizo que se saltaran los puntos y el drenaje que llevaba puesto, por lo que tuvo que pasar a la enfermería y no pudo continuar la lidia. El martes espera disputar la final de Salamanca.