domingo, 14 de julio de 2019

Análisis de la feria de Almería (por José Picón)



Ya se han presentado los carteles de la feria de la Virgen del Mar. A estas alturas todos los conocéis, a saber:

17 de agosto
TORRESTRELLA
Román
David de Miranda
Luis David

18 de agosto
ZALDUENDO
Ferrera
Urdiales
Pablo Aguado

19 de agosto
NÚÑEZ DEL CUVILLO
Enrique Ponce
Roca Rey
Toñete

24 de agosto
CLASE PRÁCTICA

Como ocurre en otras ocasiones, nuestro amigo José Picón nos manda sus opiniones sobre la feria. Todo el que desee manifestarse puede remitir su texto, que se publicará en LA CARIOCA:

"La empresa BMF ha presentado este año una feria inusual respecto a lo que nos tiene acostumbrados y que a casi todos nos ha pillado por sorpresa. Manteniendo el mismo formato, pero con otros mimbres ha apostado por los toreros jóvenes emergentes en detrimento de las figuras del escalafón que han sido siempre la base de la feria. Esta apuesta arriesgada es a la vez un poco controvertida ya que se deja en la calle matadores como Paco Ureña o Emilio de Justo y sin embargo se les da cabida a matadores como Luis David Adame y Toñete, cuyo único aval es que están o estuvieron apoderados por la empresa. Además, se deja en la calle al triunfador de la feria del año pasado Ginés Marín alegando falta de entendimiento entre apoderado empresa, una excusa poco convincente. Siguiendo con este nuevo giro que ha tomado la feria es incomprensible la ausencia de figuras, base indispensable en nuestra plaza y que este año han desaparecido por completo, dejando en el aire dudas sobre el porqué de su ausencia en una plaza donde siempre han venido encantados y donde a buen seguro hueco tenían en su agenda para haber sido colocado alguno de ellos. En lo que respecta a los rejones, se quedan fuera de este nuevo cambio de rumbo ya que se nos vuelve a colocar el cartel de siempre. Para nada una renovación del cartel e incluso la sustitución por una corrida mixta con más interés. Con todo ello da la sensación de que la empresa una vez mas ha mirado por su propio interés dando de lado al aficionado y al público en general.
Respecto a la nómina de matadores por los que la empresa ha hecho su apuesta personal cabría destacar a los jóvenes matadores Román y Pablo Aguado sin dejar de lado a David de Miranda. También interesante la inclusión de otro matador no tan joven pero muy seguido por el aficionado como es Diego Urdiales.  Este pequeño grupo de matadores entrarían en los gustos y preferencias del aficionado. En cuanto a las figuras y los matadores de tirón popular el peso de la feria recae sobre dos nombres, Enrique Ponce, muy querido en esta plaza y al que siempre se le espera con los brazos abiertos y como no el peruano Roca Rey, el matador más taquillero del momento.
En cuanto al ganado la empresa vuelve a darnos una de cal y otra de arena. Lo más destacado la presencia de Torrestrella en el cartel modesto de la feria, lo que se presupone que será la mejor presentada y si además no falla esa casta que le atesora se podrá ver una buena tarde de toros. Respecto al garbanzo negro, de nuevo Zalduendo, una de los hierros más descastados de la cabaña brava, pero al formar parte de la empresa nos toca año tras año bailar con la más fea. El tercer hierro que quedaría seria Cuvillo, poco se puede decir sobre ella, donde van las figuras no suele faltar a la cita.
En conjunto esta feria se presupone algo arriesgada para el empresario y donde se puede barruntar que si las cosas no terminan de rodar en el aspecto taquillero puede que se le dé la puntilla definitiva a nuestra feria ya tocada en ediciones anteriores. Creo que el empresario es consciente de que se la juega y que para nada le pillara por sorpresa las entradas que se den cada día, así que las lamentaciones que puedan surgir al final del abono para nada serán convincentes.
Por lo demás, solo desear que las corridas de toros vengan bien presentadas y que estén a la altura de la categoría de nuestra plaza y que sobre todo embistan y faciliten el triunfo.